Cómo optimizar tu operación comercial

Marzo 16, 2016
Optimizar tus operaciones

Haz un análisis operacional para alcanzar tus objetivos

Todo buen negocio comienza con una idea. El segundo paso, y no menos importante, consiste en redactar un plan donde se plasmarán las proyecciones o metas de esa nueva empresa. Existe un tercer nivel que debe acompañar al emprendedor en cada etapa de desarrollo y crecimiento: se trata del análisis y mediciones del negocio.

Esto es una herramienta que te permitirá medir tu plan y analizar cuán cerca o lejos estás de las proyecciones para las que estás trabajando. “La medición es una forma objetiva de analizar tu negocio. Es importante que se establezcan métricas que cuantifiquen los procesos de tu empresa”, explicó Vivien Montañez, primera vicepresidenta y gerente de la División de Banca de Negocios del Banco Popular de Puerto Rico.

Es conveniente incluir dentro del plan de negocios cómo medirás o analizarás las proyecciones de la empresa. “Cuando vas a un tercero, por ejemplo al banco a pedir financiamiento, llevar estas métricas ayuda a entender la industria y crear más confianza del plan de negocios que estás presentando”, aseguró la experta.

“Aunque muchas veces establecemos metas basadas en las ventas o en los ingresos, tenemos que determinar mediciones dentro de los procesos del negocio. Eso nos ayudará a tomar decisiones, conocer cuando algo va súper bien y, si algo no va como esperado, nos da espacio para mejorar y atender las situaciones a tiempo”, indicó Montañez.

Puedes cuantificar diferentes aspectos de tu negocio para monitorear cómo lograrás ciertos objetivos. Hacer el análisis de negocios aumenta las probabilidades de éxito de la empresa. El inventario, picos de venta en términos de horarios, canales de mercadeo y reclutamiento de empleados son áreas que deben analizarse constantemente.

En los negocios pequeños o que están comenzando, el análisis puede ser realizado por el propietario. Si necesitas asesoría, en las instituciones bancarias hay especialistas que pueden orientarte sobre cómo llevar a cabo distintos estudios en tu empresa. “Según el negocio va creciendo, las necesidades de los análisis financieros son más complejas. Por tal motivo es bueno recurrir a especialistas en los diferentes temas para orientarnos”, indicó Montañez.

Hacer un análisis de negocios es como ponerle el cascabel al gato: te ayudará a descifrar dónde estás respecto a los objetivos de tu negocio, qué debes hacer para mantener control de la operación, las oportunidades en las que puedes capitalizar y qué ajustes necesitas para encaminarla al éxito.

ˆ