Conoce las alternativas de financiamiento y elije tu mejor opción

Mayo 04, 2017
foto credito.jpg

Diferencias entre una línea de crédito y un préstamo a término.

¿Contemplas elegir algún producto de crédito para tu negocio? Si es así, permítenos orientarte sobre las diferencias que existen entre una línea de crédito y un préstamo a término comercial. Cada producto te ayudará de forma distinta. Por esta razón, es importante que dialogues con tu oficial bancario para que elijas el que realmente satisfaga tus necesidades de financiamiento.

Líneas de Crédito atadas a cuentas de depósito comercial1

La FlexiLínea y la línea de Crédito B-Smart se otorgan para proteger automáticamente la cuenta en caso de sobregiro en la sección de cheques. Usualmente se aprueban con el propósito de cubrir las cuentas por cobrar/inventario y/o los gastos operacionales del negocio.

Préstamo a término1

Es un plan de financiamiento por un término usualmente mayor a un año. En el contexto empresarial se utiliza para el financiamiento de activos que apoyan las operaciones del negocio, como por ejemplo: mejoras a instalaciones o la compra de equipo, propiedades y vehículos. Estos productos están disponibles para apoyarte con el comienzo o expansión de tu negocio.

El préstamo a término puede describirse como una inyección monetaria que se otorga para estabilizar las finanzas del negocio o darle un impulso para continuar operando o creciendo.

Identifica la herramienta ideal para ti

Asegúrate que los términos de pago van a la par con el flujo de fondos de tu negocio y ve preparado para ofrecer una garantía que esté relacionada al propósito del préstamo o línea de crédito, cualquiera fuera tu elección.

Tanto la línea de crédito como el préstamo a término son productos que pueden ayudarte a establecer y darle continuidad a un negocio. Claro está, si como comerciante no recibes la debida orientación y utilizas estas herramientas para propósitos equivocados, podrías provocar la desestabilización del ciclo natural de las finanzas del negocio.

Por ejemplo, solicitar un aumento en el límite de la línea de crédito puede ser desventajoso para el negocio porque aumentaría el pago mensual a la línea. Además, el costo o tasa de interés de una línea de crédito generalmente es más alto que el de un préstamo a término, al igual que la tasa de interés de una tarjeta de crédito es más alta que la de un préstamo personal. En este caso, es recomendable otorgar un préstamo a término para reducir el balance en la línea de crédito y reevaluar su límite.

Por otra parte, expertos en economía recomiendan que, al menos una vez al año, el balance de la línea de crédito se reduzca a cero para evitar que aumente la deuda del negocio. Así evitarías el efecto negativo en el efectivo de tu compañía que provoca el incremento de la deuda y el consecuente aumento de los intereses de los préstamos.

Ante este escenario, no olvides que tienes en tu oficial bancario a tu mejor socio para el éxito de tu negocio. Y es que como asesor financiero, el oficial bancario ve “el cuadro completo” de tu situación y puede hacer recomendaciones para tu negocio a corto y largo plazo. Por eso, escúchalo y mantén una buena comunicación con él para que juntos puedan escoger el mejor producto de crédito y así tener mejores probabilidades de triunfo.

El éxito espera por ti. Conoce más sobre todo lo que te podemos ofrecerte. Accede hoy a popular.com/negocios

 

 

 

1Sujeto a aprobación de crédito.

ˆ