Comerciante, conoce cómo ahorrar en tus contribuciones

Febrero 09, 2016
Contribuciones

Por: Lymari Vélez Sepúlveda

Enumeramos algunas deducciones que contemplan las planillas y algunos ejemplos de los errores más comunes al llenarlas. Con estos consejos de seguro ahorrarás tiempo y dinero.

Los pequeños y medianos comerciantes tienen una serie de responsabilidades contributivas; pero también existen unas deducciones que pueden solicitar en sus planillas para aliviar su carga contributiva.

Jerry De Córdova, abogado y Contador Público Autorizado (CPA), enumera algunas de las deducciones más importantes que puedes aprovechar para obtener alivios en tus pagos, tanto de la planilla de contribuciones sobre ingresos como de tu pago al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM)1. ¡Toma nota!

Deducciones al CRIM

Los comerciantes tienen que pagar por la propiedad mueble utilizada en el negocio. Ejemplos de propiedad mueble incluyen: autos, efectivo en mano y maquinarias. Sin embargo, sí existen unas deducciones de las que los dueños de negocios se pueden beneficiar.

  1. Exención de $50,000 cuando el volumen de venta es menor de $150,000. Solicitarla es fácil. Sólo debes marcar el encasillado para ello que encontrarás en la primera página de la planilla del CRIM. Sin embargo, De Córdova reconoció que algunos emprendedores no piden la deducción porque la desconocen.
  1. Controla el efectivo en mano al 31 de diciembre. Esta es la fecha que se utiliza para computar la contribución sobre la propiedad mueble. Por eso, De Córdova le recuerda a los comerciantes la importancia de que en o antes de ese día depositen el efectivo que tengan en el banco. “Una vez depositan ese dinero en una institución financiera ya no se considera efectivo en mano. De esa manera se ahorran pagar contribución sobre este”, recordó el abogado y CPA.
  1. Elimina de los libros los activos depreciados. Depura los récords de la propiedad mueble y elimina de estos los activos que están en desuso y depreciados, como por ejemplo maquinarias dañadas, viejas y obsoletas. Así evitarás pagar contribución por un equipo o mobiliario que no usas. Si los dejas en los libros, tendrás que pagar una contribución por un valor mínimo residual. 
  1. Evalúa si te conviene ubicar inventario en zonas francas. Estas son áreas que gozan de beneficios contributivos. En estas puedes ubicar tu inventario en lo que lo vendes; mientras tanto previenes pagar contribución por esa propiedad. Si lo deseas, puedes realizar los trámites para establecer almacenes en zonas francas dentro de tu propiedad. Otra opción es que pagues una suma mensual por guardar tu propiedad en una zona previamente designada como tal. “Todo es cuestión de comparar los costos de arrendamiento de espacio versus los beneficios contributivos”, explicó De Córdova.

Planilla de contribución sobre ingreso

  1. Deducción de donativos a entidades sin fines de lucro. Los dueños de negocios pueden donar un activo apreciado a una entidad y así logran dos propósitos: contribuyen a la entidad y ahorran la ganancia de capital.
  2. Beneficios de exenciones contributivas. Los emprendedores deben revisar para qué exenciones cualifican sus negocios de acuerdo a la actividad a la que se dedican. Algunas exenciones aplican a los negocios bajo la Ley 20 (empresas exportadoras) y Ley 73 (ciertas actividades elegibles como manufactura).
  3. Evaluar los beneficios de las entidades conducto (LCC) para evitar la doble tributación. Si eres un pequeño comerciante quizás te convenga que tu empresa sea incorporada bajo los requerimientos de una entidad conducto, conocida como una Compañía de Responsabilidad Limitada (Limited Liability Company-LLC). Estas entidades pueden elegir trato de entidad conducto. En ese caso, el ingreso se transfiere a sus dueños y son estos quienes pagan contribuciones en su planilla como individuo.

Errores más comunes al llenar las planillas

  1. Enviarla sin firmar. A veces por ajoro o descuido, los comerciantes olvidan firmar la planilla. Y, aunque resulte sorprendente, este es uno de los errores más comunes. Si olvidas estampar tu firma, la agencia concernida te enviará un documento que debes completar y enviar a vuelta de correo con el fin de enmendar el error.
  2. Valoración incorrecta de inventario. El inventario tributa a base del valor promedio que tuvo durante el año y no sólo al 31 de diciembre, cuando generalmente el costo es mayor. Por eso, De Córdova recomienda que el comerciante esté pendiente y someta el promedio al radicar la planilla del CRIM.
  3. Pagar por activos que ya no utilizas. Elimina de los libros los activos depreciados como mobiliario, equipo y maquinarias que ya no tienen uso. Si los mantienes en los libros tendrás que pagar contribución por un valor mínimo residual, aunque estos sean viejos y no tengan una función.
  4. Relegar los pagos a plazos. Debes hacer los pagos al CRIM en o antes de las fechas estipuladas para beneficiarte de un descuento de 5%.

Guarda esta lista y ojéala al momento de someter tus planillas. Revisa además junto a tu asesor financiero las deducciones que pudieran favorecerte a la hora de desembolsar tus pagos contributivos. No lo dejes para lo último. ¡Organízate bien!

 

[1] Banco Popular no tienen ninguna afiliación o relación contractual con la firma de contadores mencionada en este boletín, y no se responsabiliza por el resultado de las gestiones si decide comunicarse con la misma.  Este boletín es puramente informativo y no representa ningún endoso o garantía de los servicios que ofrece la firma de contadores.  Banco Popular ni ninguna de sus afiliadas serán responsables por ningún daño especial indirecto, incidental o como resultado, incluyendo, pero no limitado a, pérdidas de ganancias, surgidas de o relacionadas a comunicaciones o servicios ofrecidos por dicha firma.

ˆ