Cómo escoger una institución bancaria

Noviembre 18, 2010
shutterstock_119960122

Kurt nos habla sobre qué cosas hay que considerar para escoger un banco.

La semana pasada me estaba preparando para dar una charla sobre las personas que no tienen cuenta bancaria, a las que en inglés se les llama “unbanked”. Son las personas que manejan efectivo, cambian su cheque y luego compran giros para hacer pagos. En Estados Unidos, un 8% de la población se clasifica en este segmento. Me puse a buscar el porcentaje en Puerto Rico y encontré las cifras del 2003. ¿Saben cuánto era, y tal vez aún es? ¡Un 36%!

En este momento debe ser menor, porque los bancos han trabajado fuertemente en los últimos años, y han abierto miles de cuentas para este mercado. Sin embargo, el ver esta cifra me puso a pensar, ¿qué pasa que la gente no tiene banco? En parte es porque no conocen cómo evaluar y seleccionar su institución bancaria. También es porque las instituciones pueden ser intimidantes; los edificios mismos son muy elaborados para mostrar su solidez. No obstante, muchas personas no consideran el peligro de andar con efectivo o de esconderlo en la casa: se puede perder, me lo pueden robar, lo gasto sin pensar. En vez de proteger mi dinero, realmente lo estoy arriesgando más.

Ahora bien, hay que considerar unos factores al escoger tu institución financiera:

  • Seguridad: Cuánto tiempo lleva la institución en el mercado.
  • Ubicación del banco/sucursales: ¿Tengo acceso al banco?
  • Ubicación de los cajeros automáticos: Nuevamente, ¿tengo acceso a ellos?
  • Horario del banco: ¿Cuándo voy a poder hacer mis transacciones y disfrutar de los servicios que ofrece?
  • La institución, ¿ofrece servicios como banca en línea para evitar las filas de las sucursales?: Recuerda que básicamente estás buscando comodidad, conveniencia.

Tenemos una variedad de bancos en Puerto Rico. Aún con la reciente eliminación de 3, nos quedan 8. De estos 8, hay unos con más experiencia e historia que otros. Hay para escoger.

Luego de escoger el banco, tienes que buscar la cuenta que te conviene.  Volvemos a los “unbanked”; ellos creen que todos los servicios son caros. Piensan que les van a estar tomando el pelo, pues no han sumado los costos de cambiar sus cheques y comprar giros. Además hay que tener claro el uso que se le va a dar a la cuenta. Por ejemplo, si haces sólo 3 cheques al mes, no abras una cuenta que te permita hacer 25, porque el costo de la cuenta y los cargos van a ser mayores de lo que necesitas.

Otro paso importante es comparar los pormenores de las cuentas, como: Balance mínimo requerido, Cargos por servicio, Tasa de interés, Transferencia automática, Depósito directo, Transacciones en cajeros automáticos que no pertenecen al banco, Cargos por transacciones hechas en la sucursal, Cargos por cada cheque, Si hay servicio de sobregiro disponible, Costo de los cheques, y Límite de transacciones, si alguna.

No es complicado, pero es un poco extenso.  La clave es que tú, como consumidor, entiendas bien cómo funciona tu cuenta antes de abrirla.

Esto suena sencillo, pero a veces nos asustamos. Si te fijas, escoger una cuenta bancaria es el mismo proceso que usamos para adquirir otros artículos: voy a entender lo que necesito y voy a buscar el producto que mejor me satisfaga, el que mejor cumpla con mis necesidades. Son destrezas de compra, aplicadas a productos bancarios, porque como dice el refrán: la cuestión no es llegar, sino quedarse.

Recuerda, Tus Finanzas están en Tus Manos. ¡Asesórate bien para que tomes siempre buenas decisiones!

– Kurt


Comenta en este artículo

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!

ˆ