Cómo manejar las relaciones públicas de tu negocio

Noviembre 25, 2015
Relaciones Publicas

Asegura el buen funcionamiento de tu empresa con estos “tips”

Tener el oído en la tierra y la mirada en el horizonte. Eso parece concluir Teruca Rullán, Primera vicepresidenta y gerente División de Comunicaciones Corporativas de Popular, Inc., a la pregunta de qué cualidades debe tener una persona que comparta su vocación. Pero hay más. En resumidas cuentas, las relaciones públicas salvaguardan y maximizan la imagen y la reputación de una empresa.

Si antes solo bastaba tener una estrategia, un comunicado, una nota de prensa, un anuncio televisivo, esto ya no es más así. Con la Internet y el surgimiento de las redes sociales, son distintas las vías por las que un cliente se enfrenta a un producto y, por extensión, a una empresa, ya sea pequeña, mediana o establecida.

Nadie supo con certeza cuándo, pero ciertas distancias se acortaron. Y esto es un buen signo, según la relacionista. “Si no te actualizas, te conviertes en un dinosaurio”, vaticina Rullán, e insiste en que ahora es posible entablar una conversación directa con los clientes al punto de ofrecer un trato personalizado.

Vayamos por partes. La experta insiste en que para manejar las relaciones públicas de cualquier empresa deben coexistir los modos clásicos: llamadas, correos, comunicados de prensa, reuniones, en fin, con los emergentes. Estos gravitan alrededor de la Internet e incluyen las redes sociales, aplicaciones, mensajes directos, entre otros.

En la actualidad, las relaciones públicas se acercan más al multitasking, dice Rullán. “Un relacionista no debe ser el foco de atención”, pero es el puente que conserva y potencia la buena imagen de su patrono.

Muchas veces el presupuesto es escaso. “Hay que hacer más con menos”, indica. A raíz del surgimiento de pequeñas y medianas empresas que apuestan sus ingresos aunque las condiciones económicas no les sean favorables, le preguntamos a Rullán qué aspectos destaca a la hora de manejar las relaciones públicas de un negocio en ciernes:

  1. El boca a boca o “Word of mouth”
  2. Responder al sentido de inmediatez
  3. Identificar que es noticia
  4. Uso constante y sostenido de las redes sociales
  5. Atender la opinión de los clientes
  6. Maximizar el buen servicio

A la vez, Rullán destaca que no todo es color de rosa. Si un cliente no está conforme con el trato o servicio y lo hace público, por ejemplo, en TripAdvisor o Facebook, ¿qué hacer? “Hay que tener el candor suficiente para ofrecer disculpas”, dice la relacionista. Tener un detalle ayuda a mitigar una experiencia negativa, concluye.

ˆ