Cómo manejar tu tiempo efectivamente

Noviembre 06, 2015
Como manejar tu tiempo

Ya sea durante el proceso de establecer un negocio propio o durante el día a día de correr tu negocio, una de las quejas más frecuentes que expresan los dueños de negocios es que “el tiempo no me da para todo lo que tengo que hacer”.

Y es que el día sólo tiene 24 horas y el tiempo es un recurso muy valioso que no se puede desperdiciar cuando hay que planificar, atender a clientes, suplidores y empleados, pagar y cobrar cuentas, y lidiar con los imprevistos que a diario pueden surgir en cualquier negocio.

No puedes detener el reloj o hacer veinte cosas a la vez, por lo que la organización y buena planificación de tu tiempo son las herramientas más importantes para lograr completar tu agenda diaria sin estrés.

Aquí te ofrecemos cinco consejos para ayudarte a manejar tu tiempo efectivamente:

  1. Haz una lista de las tareas pendientes: Al igual que un ejército no entra en la batalla sin un plan de ataque establecido, no puedes dar la lucha diaria por el éxito de tu negocio si no estás bien organizado. Establece tus prioridades y haz una lista de lo que tienes que hacer durante el próximo mes. Luego revisa la lista y plantea lo que debes hacer la próxima semana. Finalmente, divide las actividades semanales por cada día de la semana. Incluye en la lista los asuntos personales, tales como hacer ejercicios o ir a eventos deportivos u otras actividades. Ve tachando de la lista las tareas realizadas y te darás cuenta de lo mucho que puedes lograr en un día de trabajo.
  2. Usa la tecnología para organizarte: Existen herramientas de calendario en tu sistema de correo electrónico—ya sea Outlook, o Gmail— y hay agendas y aplicaciones disponibles en tu “Smartphone” para ayudarte a organizar tus actividades diarias y reuniones. Acostúmbrate a utilizar estas herramientas y verás cómo muy pronto sentirás que tu tiempo te rinde más durante el día. Para más información sobre posibles aplicaciones puedes leer el artículo 10 apps para administrar tu negocio.
  3. Establece rutinas: Ya sea para almorzar, tomar tus tiempos de “break” o hacer ejercicios, establece una rutina para aquellas actividades diarias que son importantes para ti y tu salud. Aprovecha esos momentos para distraer la mente de las cosas pendientes del negocio. Es importante establecer que durante ese tiempo es tu preferencia no atender asuntos laborales a menos que sea para alguna emergencia. .
  4. Aprende a delegar: Es importante que tu negocio pueda seguir funcionando aun sin tu presencia. Adiestra a tus empleados y dales las herramientas necesarias para que puedan realizar funciones mientras tú atiendes otros asuntos. Recuerda que no eres un superhéroe y en algún momento tendrás que tomar algún día por enfermedad, y en estos momentos el negocio debe de seguir corriendo como de costumbre. Para aprender más sobre como delegar puedes leer el artículo El beneficio de delegar responsabilidades.
  5. No dejes para mañana, lo que puedes hacer ¡hoy!: Muchas veces posponemos ciertas responsabilidades que nos resultan desagradables y al final debemos realizarlas a toda prisa y con mal humor. Trata de sacar del medio esas actividades primero para que puedas dedicarles tu tiempo y esfuerzo a tus otras responsabilidades. Establece un sistema de archivo sencillo en tu escritorio o área de trabajo para saber claramente lo que está pendiente por hacer y trata de cumplir con esas tareas lo antes posible.

Implementando en tú día a día alguno de estos consejos, podrás notar la diferencia de tu rutina de trabajo. Vas a sentir que estás al día con tus responsabilidades de trabajo y no trabajando las cosas llegando a la recta final. Lo mejor es que obtendrás tiempo adicional para poder coordinar tus cosas personales y compartir tiempo con tu familia.

iÉxito!

ˆ