Cómo reinventarse en tiempos de crisis

Noviembre 09, 2015

El primer paso es duro, pero hay recursos que pueden ayudarte

La prolongada recesión económica en Puerto Rico no es un tema ajeno para los boricuas. Vivimos asediados por información que nos recuerda el alcance que tiene esta situación en nuestra fibra social y económica.

Aunque algunos están convencidos de que el panorama es desalentador, otros, en cambio, buscan un significado distinto a la crisis, percibiéndola como el génesis de nuevas oportunidades. Ellas y ellos, los que deciden desarrollarse en su terruño, ponen en marcha ideas exitosas con las que logran mejorar su calidad de vida y finanzas.

De acuerdo con Jorge García Noya, primer vicepresidente y gerente de la División de Crédito Comercial, hace nueve años la economía local no crece sostenidamente, por lo que muchos han buscado fuentes alternas de ingresos.

«Pueden ser diversas las motivaciones que lleven a una persona a abrir un negocio, desde aquellas que tenían buenos empleos que, forzados, deciden emprender, hasta los que quieren ser sus propios jefes”, explicó.

Reinventarse no es cliché, es una posibilidad

Y es que no son pocas las personas que por diferentes circunstancias se reinventan y le dan alas a sus ideas. Sea realizando faenas en las que son habilidosos o descubriendo talentos escondidos que capitalizan, estos nuevos emprendedores han convertido estas destrezas en una fuente adicional o principal de ingresos.

Este es el caso de Eniel Torres, que rememoró los inicios de su empresa Productos La Finca. Eniel estudió ingeniería mecánica y derecho, pero actualmente se desempeña en la industria de alimentos, manufacturando productos de consumo.

Eniel contó que al graduarse, allá en el 1999, comenzó a manufacturar adobos apodados “Pollochón” y “Pavochón”, desarrollando así la marca Maga. Con el paso del tiempo, expandió su negocio, introduciendo productos como bacalaítos, arroz con dulce, avenas, harinas de maíz y de trigo, entre otros.

En la actualidad, la empresa de Eniel produce más de 50 productos, que son distribuidos no solo en la Isla, sino también en Nueva York y Florida.

“Con los años, uno va sofisticando los procesos y, no solo observo los hábitos de consumo, sino que me anticipo a las necesidades de los consumidores. De igual forma, acudo a mi banco para consultas, orientación y solicitar algún préstamo para seguir expandiendo mi empresa”, abundó Eniel.

Necesario llevar tu negocio al próximo nivel

Ciertamente, a los que ya han probado que su idea es exitosa y consistente, García Noya les recomienda analizar constantemente de qué maneras pueden lograr que su negocio sea más eficiente y en qué áreas podrían mejorar.

«Es indispensable reinventarse todo el tiempo, no esperar a la catástrofe, pues el conformismo es receta para el fracaso. El empresario debe medirse constantemente para ser cada día más eficaz”, apuntó García Noya. El experto advirtió que una crisis puede empujar cambios, pero no necesariamente se debe esperar a que ocurra una para tomar acción o explorar nuevas ideas.


Comenta en este artículo

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!