Consolidar o renovar

Agosto 01, 2019

Reorganizar tus finanzas es siempre una decisión saludable. Hacerlo te ayuda a ajustar tus gastos y a velar porque tus planes de ahorro y retiro estén alineados a tu realidad. Para lograrlo te presentamos dos herramientas: la consolidación y la renovación de deudas. A continuación, un curso rápido para que aprendas sobre sus usos y beneficios.

Ambas herramientas son muy útiles y están disponibles para ti. Es importante que sepas que, aunque te suenen parecidas, la consolidación de deudas y la renovación no son lo mismo. Existe entre ellas una diferencia básica y muy importante: están creadas para propósitos distintos.

La consolidación es cuando buscas pagar varias deudas en un solo desembolso. Mientras que la renovación es cuando reemplazas un préstamo existente con otro préstamo que podría beneficiarte con más tiempo para pagarlo y con una mensualidad más baja.

El ABC de la consolidación

Este puede ser tu escenario: estás pagando varias tarjetas de crédito de bancos o tiendas, y tal vez un préstamo personal para mejoras al hogar o cualquier otro propósito. Todos los meses llegan a tu buzón facturas con diferentes fechas de vencimiento. ¿Qué pasa si se pierde alguna e incumples con la fecha de pago? Se afectará tu crédito. Un préstamo de consolidación de deudas pudiera ayudar a organizarte mejor para agrupar todas esas deudas en un solo pago mensual.

¿Cómo funciona? Solicitas el préstamo con un interés fijo1 y, dependiendo de la cantidad del préstamo, te aprueban para consolidar. Con el dinero aprobado puedes pagar algunas o todas tus deudas. Pero ojo: eso no significa que tus deudas desaparecieron, lo que sucede es que ahora estarás haciendo un solo pago mensual, de manera más fácil y organizada.

Y más allá de simplificarte la vida, consolidar puede ahorrarte dinero. El porciento de interés fijo que recibirás podría ser más bajo de los que tienes ahora en tus tarjetas de crédito de tiendas y otras líneas de crédito. Dependiendo de la cantidad del préstamo, el interés y el tiempo que estarás pagando esta deuda, pudieras tener un solo pago más bajo comparado con la suma de todos los pagos de tus deudas previo a la consolidación. Tener un solo préstamo te permite programarte para salir de esas deudas más rápido. Además, con un préstamo de consolidación de Popular puedes disfrutar de la opción de 0 pagos por los primeros 90 días2. El dinero que logras ahorrar puedes entonces utilizarlo para fortalecer, por ejemplo, tu fondo de emergencia o tu retiro.

Renovación de préstamo

En estos tiempos de retos económicos, renovar se destaca como una estrategia financiera que se debe explorar cuando tienes un préstamo individual y necesitas términos más favorables para cumplir con el pago. Lo bueno: puedes acogerte a una renovación cuando lo consideres necesario.

Imagina este segundo escenario: estás pagando al día tu préstamo y como consecuencia tu perfil de crédito ha mejorado. ¿No crees que deberías aprovechar esto y lograr pagar a un interés más bajo del que te otorgaron cuando lo solicitaste o, tal vez, bajar el pago mensual u obtener dinero adicional? Eso es posible con un préstamo de renovación1 que te ofrezca una mejor tasa de interés para tus próximos pagos.

En Popular están los expertos que te orientarán para que tomes la decisión que más te conviene. Llama al 787.294.2572 o visita: www.popular.com/solicitudprestamo. Toma control de tus finanzas ahora.

Producto ofrecido por Banco Popular de Puerto Rico. 1Sujeto a aprobación de crédito. 2Tienes la opción de comenzar a pagar tu préstamo hasta 90 días luego del desembolso. Sin embargo, esto no constituye una condonación de los intereses acumulados durante este período. Si el solicitante es deudor cubierto según las definiciones de Military Lending Act, la disponibilidad de esta opción está sujeta a las disposiciones de dicha ley.

La información y descripciones generales encontradas en este artículo están diseñadas para ayudarle a entender algunos de los factores que generalmente debe considerar al evaluar la pertinencia de cualquier estrategia o inversión en su plan de retiro. Cualquier descripción incluida es solo para propósitos informativos, educativos y para su consideración independiente; no es para ser considerada, o ser vista, como un consejo o como una sugerencia para efectuar (o inhibirse de efectuar) alguna acción particular. Al proveer esta información, asumimos que usted es capaz de evaluar esta información y las descripciones generales encontradas aquí para ejercer su criterio independiente. Este material fue preparado para propósitos informativos únicamente y no debe ser considerado como asesoría de ningún tipo. Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a la prestación de servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo. Si se requieren servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo, debe buscar los servicios de un profesional competente. Los productos de inversión no están asegurados por la FDIC, no son depósitos ni obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas, y pueden perder valor. Los productos de seguros no están asegurados por la FDIC, ni por ninguna agencia del gobierno, no son depósitos u obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas. Algunos productos de seguros pueden perder valor.