Consolidar o renovar

Noviembre 13, 2017

Reorganizar tus finanzas es siempre una decisión saludable. ¿No estás seguro por dónde empezar? Te damos un crash course sobre dos herramientas disponibles para ti: consolidación de deudas y renovación.

Aunque te suenen parecidas, no son lo mismo. Entre consolidación y renovación existe una diferencia básica e importante que debes conocer, porque están creadas para propósitos distintos: la consolidación es para alguien que busca pagar varias deudas en un solo pago, y la renovación es el reemplazo de un préstamo existente con otro préstamo que pudiese beneficiarte con más tiempo para pagarlo y una mensualidad más baja.

Lección 1: El ABC de la consolidación

Este puede ser tu escenario: estás pagando tarjetas de crédito de bancos y/o tiendas y aquel préstamo personal que hiciste para mejoras al hogar o cualquier otro propósito. Y todos los meses recibes en tu buzón facturas con diferentes fechas de vencimiento. No es de extrañar que se te traspapele alguna y se te pase la fecha de pago, lo que afectará tu crédito. Un préstamo de consolidación de deudas pudiera ayudar a organizarte mejor para que puedas agrupar todas esas deudas en un solo pago mensual.

¿Cómo funciona? Solicitas el préstamo con un interés fijo1, y dependiendo de cuánta cantidad de préstamo te aprueben para consolidar, con ese dinero pagas algunas o todas tus deudas a tus acreedores. Pero ojo: eso no significa que tus deudas desaparecieron, lo que sucede es que ahora estarás haciendo un solo pago mensual, de manera más fácil y organizada.

Más allá del beneficio de simplificarte la vida, consolidar puede ahorrarte dinero. ¿Cómo? El porciento de interés fijo que recibirás podría ser más bajo de los que tienes ahora en tus tarjetas de crédito de tiendas y otras líneas de crédito.  Dependiendo de la cantidad de préstamo, el interés y el término de tiempo que estarás pagando esta deuda, pudieras tener un solo pago más bajo comparado con la suma de todos los pagos de tus deudas antes de la consolidación. Teniendo un solo préstamo te programas para salir de esas deudas más rápido. Y para completar, con un préstamo de consolidación de Popular puedes disfrutar de la opción de 0 pagos por los primeros 90 días2. 

Lección 2: Renovación en tiempos de crisis

En estos tiempos de retos económicos, renovar se destaca como una estrategia financiera que se debe explorar cuando tienes un préstamo individual y necesitas términos más favorables para cumplir con el pago. Lo bueno: te puedes acoger a una renovación cuando lo consideres necesario.

Imagina este segundo escenario: estás pagando al día tu préstamo y como consecuencia tu perfil de crédito ha mejorado. ¿No crees que deberías aprovechar esto y lograr pagar a un interés más bajo del que te otorgaron cuando lo solicitaste? ¿Tal vez, bajar el pago mensual o quizás obtener dinero adicional? Eso es posible con un préstamo de renovación1 que te ofrezca una mejor tasa de interés para tus próximos pagos.

De manera que, en estos tiempos de inestabilidad económica hay opciones para manejar tu situación, lograr estar más relajado y tener un bolsillo más saludable. Ambas alternativas puedes usarlas para manejar tus compromisos financieros.

En Popular están los expertos que te orientarán para que tomes la decisión que más te conviene. Llama al 787.294.2572 y toma el control de tus finanzas ahora. También puedes visitar www.popular.com/solicitudprestamo.

 

1Sujeto a aprobación de crédito. 2Tienes la opción de comenzar a pagar tu préstamo hasta 90 días luego del desembolso. Sin embargo, esto no constituye una condonación de los intereses acumulados durante este período. Si el solicitante es deudor cubierto según las definiciones de Military Lending Act, la disponibilidad de esta opción está sujeta a las disposiciones de dicha ley.

ˆ