El mejor momento para comprar un auto

Mayo 14, 2012

Más allá de una fecha mágica en la cual los vendedores rebajan sus precios y puedes comprar el auto de tus sueños por un precio ridículo, hay ciertos factores en el ciclo de sus ventas que facilitan la adquisición de buenas rebajas en ciertos momentos del año o del mes. Mayormente ligados a la disponibilidad y demanda de los modelos, la llegada de modelos nuevos o los incentivos que pueda obtener el vendedor, estos son los momentos en los que las estrellas se alinean para crear un ambiente más favorable para obtener descuentos en un auto.

  1. Fin de mes y fin de año – Los vendedores y los establecimientos que se dedican a la venta de vehículos reciben comisiones y metas de ventas mensuales y anuales. Cumplir con esas metas y ganar esas comisiones harán que los vendedores estén más dispuestos a rebajar precios y a negociar beneficios adicionales que pueden ahorrarte miles de dólares. Al final del año, se vencen también las metas anuales de ventas que pueden significar miles de dólares en incentivos del manufacturero. Un establecimiento que esté cerca de la meta de ventas puede estar dispuesto a recibir un pequeño golpe en una venta individual para lograr los beneficios de completar sus cuotas anuales.
  2. La llegada del nuevo modelo – Ya para septiembre, la mayoría de los establecimientos tienen o están recibiendo los modelos del próximo año. Para obtener espacio y poder comenzar a mover sus nuevas adquisiciones, los vendedores ofrecen ofertas especiales en los modelos del año que está por terminar. Especialmente si el nuevo modelo no representa grandes cambios al anterior, tener ambos presentes para comparación no les beneficia por que los nuevos modelos tienen un costo mayor y hacen lo posible por vender los anteriores con rapidez. Sin embargo, hay que recordar que se estaría comprando un vehículo del año anterior, lo cual implica una depreciación adicional en el valor de reventa.  En este tipo de situación, las mejores ofertas se pueden conseguir en los meses de septiembre, octubre y noviembre.
  3. Lo que nadie quiere, cuando nadie lo quiere – Como toda venta, el precio de los autos es afectado por las leyes de oferta y demanda. Es este caso, comprar un convertible en invierno, o una guagua 4×4 en la ciudad te puede ahorrar dinero. Es sencillo, menos oportunidades de ventas se refleja en mayor flexibilidad para lograrlas y por lo tanto mejores incentivos para el comprador. Si quieres comprar el mismo auto que las 20 personas que entraron antes que tú, para que te darán descuentos si llegarán 20 personas que podrían pagar más.
  4. Al que madruga, Dios lo ayuda – La mayoría de las personas decide comprar sus vehículos durante fines de semana o cuando salen de trabajar en las tardes lo cual representa un flujo de clientes constante en el establecimiento. Llegar temprano y en los primeros días de la semana puede significar un encuentro con vendedores más dispuestos a asegurar una venta y a tomarse el tiempo necesario para negociar los términos de la misma. Un establecimiento vacío hace que un cliente interesado sea mucho más apreciado que en uno lleno de posibilidades. Incluso, algunos establecimientos dan incentivos adicionales a sus empleados por realizar la primera venta del día.

Aunque diciembre es sin duda el mejor mes para comprar un auto, ya que se suman varias de estas condiciones, el mejor recurso de todo comprador sigue siendo su diligencia. Analizar el mercado, llevar opciones, estar informado, verificar ofertas del manufacturero y hasta poner a varios establecimientos a competir pueden lograr que consigas el mejor precio por tu vehículo, en el momento en que decidas comprarlo.

Para recibir más información o hablar con uno de nuestros representantes, haz clic aquí.


Comenta en este artículo

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!

ˆ