¿Estarás listo para el retiro?

Diciembre 14, 2016
shutterstock_322711757

Es una pregunta difícil de contestar, porque nadie puede predecir el futuro. Pero lo que puedes hacer es evaluar con tiempo todos los factores para cuando llegue el momento de tomar la gran decisión de acogerte al retiro.

Por dónde comenzar: tus ingresos

Lo primero que debes tener claro es de dónde vendrán tus ingresos cuando te retires. Verifica cuál de estos escenarios tiene que ver con tu realidad.

  • Llevas suficiente tiempo contribuyendo al plan de retiro de tu empresa o a una cuenta de retiro individual y es posible que hayas acumulado suficientes activos (dinero) en tu cuenta. O cuentas con ahorros y alguna inversión adicional a tu retiro a los que podrás tener acceso.
  • Tienes derecho al plan de pensión tradicional de tu empleador actual o de uno anterior. ¿Ese es el caso? Contacta al Departamento de Recursos Humanos de tu compañía o accede a tu plan de retiro en línea. Revisa con cuidado las opciones para recibir el pago, porque una vez hagas tu selección por lo general esta es irrevocable.
  • Podrías estar en edad de recibir beneficios por jubilación del Seguro Social (esto desde los 62 años de edad). Si no necesitas ese ingreso ahora podrías esperar a la plena edad de jubilación (70 años o más) para comenzar a recibirlos, lo que resultaría en una cantidad de beneficio mensual mayor. Pero, ojo, considera tu situación, como por ejemplo tu salud general.

Juega con los números

Según el momento de tu retiro se acerca, y si tienes inversiones, a lo mejor te convendría ajustar la combinación que tienes de estas. Además, considera contar con ingresos en efectivo, equivalentes a dos o tres años. Esto te ayudará a evitar situaciones en las que te veas obligado a vender tus acciones para resolver una necesidad de efectivo a corto plazo, en especialmente si los mercados de valores están en baja cuando te jubiles.

Piensa en tu salud

¿Cómo pagarás por los servicios médicos que necesites una vez te retires? Cuando cumplas 65 años, probablemente seas elegible para Medicare. Sin embargo, si no cuentas con cobertura médica para jubilados a través de tu empleador actual o uno anterior, es posible que necesites una póliza suplementaria para sufragar costos no cubiertos.

Ten un plan

¿Ya pensaste qué quieres hacer cuando te jubiles? Quizás quieras continuar trabajando, comenzar una nueva carrera, tener un trabajo a tiempo parcial o continuar trabajando en tu ámbito actual. Contar con ingresos adicionales te permitirá extender tus activos de retiro por muchos años.

Pero, si prefieres no trabajar, piensa en cómo invertirás tu tiempo. Viajar, dedicarte a pasatiempos y hacer trabajo voluntario pueden ser maneras inspiradoras, divertidas y productivas de mantenerte activo(a). No obstante, debes asegurarte de incluir en tu presupuesto cualquier gasto adicional que este tipo de actividad implicaría.

La decisión es solo tuya

Jubilarse no es solo una separación física del trabajo — es también una psicológica. ¿Estás listo(a) para ese cambio? Si la respuesta es no y tienes la opción de continuar trabajando, hazlo hasta que te sientas preparado(a) para tomar esa importante decisión de vida y dejar atrás el mundo laboral.

Fuente: DST

La información y descripciones generales encontradas en este artículo están diseñadas para ayudarle a entender algunos de los factores que generalmente debe considerar al evaluar la pertinencia de cualquier estrategia o inversión en su plan de retiro. Cualquier descripción incluida es solo para propósitos informativos, educativos y para su consideración independiente; no es para ser considerada, o ser vista, como un consejo o como una sugerencia para efectuar (o inhibirse de efectuar) alguna acción particular. Al proveer esta información, asumimos que usted es capaz de evaluar esta información y las descripciones generales encontradas aquí para ejercer su criterio independiente. Este material fue preparado para propósitos informativos únicamente y no debe ser considerado como asesoría de ningún tipo. Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a la prestación de servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo. Si se requieren servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo, debe buscar los servicios de un profesional competente. Los productos de inversión no están asegurados por la FDIC, no son depósitos ni obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas, y pueden perder valor. Los productos de seguros no están asegurados por la FDIC, ni por ninguna agencia del gobierno, no son depósitos u obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas. Algunos productos de seguros pueden perder valor.

ˆ