Etiqueta de negocios en la era digital

Agosto 18, 2017

Sabemos lo importante que es llegar a la mayor cantidad de clientes posibles y las redes sociales ofrecen la plataforma ideal para lograr que nuestro nombre y servicios lleguen a más personas. Las redes, como indica su nombre, es un tejido que vamos construyendo a través de relaciones. Facebook es la red social más usada y puede ser una herramienta útil para desarrollar nuevas relaciones que nos lleven a formalizar más negocio.

El primer dilema que muchas veces puede suceder es decidir usar la página personal de Facebook también para propósitos de trabajo o abrir una nueva cuenta para asuntos profesionales. Ciertamente, cuál sea tu decisión, debes cuidar el contenido en el que se está proyectando al mundo. Siempre estarán presentes rasgos de nuestra personalidad en una cuenta sólo para uso profesional, la ventaja es que puedes mantener un control mayor de privacidad y suscribirte a asuntos que vayan destinados a buscar más relaciones que te puedan traer negocio.

Incluye una foto de perfil que diga más que mil palabras. La foto le da autenticidad y confirma que eres la persona que la cuenta dice ser. Lo mismo se recomienda con la dirección que vaya a crear. Tu nombre puede ser más común de lo que crees. Busca un nombre que pueda ser sencillo a la hora de localizarte en la red. Una vez creado podrás colocar la dirección (facebook.com/xxxxxx) en tu firma de correo electrónico y tus tarjetas de presentación. Recuerda que, tanto para la foto como el nombre que selecciones para tu perfil, puede ser causal pero siempre profesional. En caso que asistas a un evento y tome fotos de colegas u otros clientes, pregunta primero antes de publicar y sobre todo antes de “tagear” o etiquetar.

Vele por tu muro. Esto aplica tanto para lo social como lo profesional, también el contenido de tus publicaciones, la gramática, la calidad del contenido y como añade valor a tu proyección. Lee antes de publicar. Recuerda que es por lo que escribes lo que muchos conocerán de tus capacidades antes de contactarte finalmente. Igualmente mantén el enfoque, si la cuenta es profesional no publiques enlaces a juegos o grupos que no tengan relación con tu negocio. Tampoco es recomendable hablar mal de competidores, suplidores u otros participantes del negocio. Al final se trata de proyectarte de manera positiva.

Otra manera de comunicarnos en la era digital es a través de correos electrónicos. Al igual que con Facebook el decoro y la amabilidad debe prevalecer. Sé selectivo para poder identificar efectivamente si la ocasión amerita una llamada o visita al cliente para llevar la información. Otras recomendaciones son:

  • Vela por la cantidad de correos que envías. El email debe tener una razón para existir, sé breve y conciso. No copies a recipientes que no sean necesarios. Al contestar piensa antes si es un “reply” o “reply to all”.
  • Sé claro. Usa siempre un título. Evita los acrónimos como los FYI, TTYL, etc. Se recomienda la utilización de viñetas o “bullets” para ayudarnos ser más puntuales en los mensajes.
  • Vela por el tamaño del email. Si vas a adjuntar algún documento valida con el recipiente si puede recibirlo.
  • Mantén un lenguaje claro y sencillo. Ponerte muy técnico no necesariamente ayuda a comunicar lo que deseas.
  • Siempre lee y revisa tu email antes de enviar.

El poder de la tecnología es ilimitado. Bien utilizada nos ayuda a comunicarnos con rapidez y llegar a mucha gente, por el contrario si perdemos de vista algunas reglas sencillas puede impactar negativamente nuestra proyección profesional.

Recuerda que para cualquier necesidad hipotecaria nuestros expertos de Conexión Popular están para servirte.

En Conexión Popular estamos listos para ayudarte. Comunícate con nosotros:

787.879.9081 – Norte

787.707.1720  – área metro

787.806.1170 – área oeste

787.812.7730 – área sur

ˆ