Ideas para motivar a tus empleados

Febrero 16, 2016
empleados motivados

Conoce los secretos de los mejores líderes.

Un empleado motivado es un recurso esencial para cualquier compañía. Por eso, las mejores empresas saben cómo mantener encendida la llama del entusiasmo entre su personal.

“El empleado motivado se expresa, se apodera, sonríe”, dijo Olga Morales, gerente de la región oeste del Banco Popular de Puerto Rico. “Siempre está presente para decir ‘estoy aquí’. Tiene el deseo de jugar con el resto de la plantilla, como en un equipo”.

En cambio, cuando carece de motivación, el empleado se muestra distante, serio y puede incurrir en un patrón de ausentismo. Pero hay maneras de ayudarlo.

Ideas para motivar a tus empleados

Según Morales, existen dos reglas de oro para proteger la moral y el compromiso de los empleados: mantener la comunicación abierta, sin rehuir los conflictos, y demostrarles consistentemente que son valorados.

Para esto hay varios mecanismos, como permitirles participar en la toma de decisiones y dejar que se expresen libremente sin temor a ser juzgados. “No solo es ser coach, sino que ellos puedan aportar a la manera en que se hacen las cosas, preguntándoles ‘¿qué harías tú en este caso?'”, postuló la experta.

También es positivo elogiarlos frente al grupo de trabajo o enviarles una nota de felicitación reconociendo lo que contribuyeron y dar copia a los compañeros. “Hay que conocer los gustos de la persona. Algunos necesitan mucho reconocimiento, otros no tanto. Hay que saber cuánto dar”, afirmó Morales.

Otro aspecto que se debe considerar es la importancia de la familia y la vida personal del empleado. Ante situaciones angustiosas de carácter personal, Morales recalcó que hay que escuchar y prestar atención al compañero.

Ojo con las diferencias generacionales

Hoy día es más importante que nunca tener presentes las diferencias generacionales para lograr integración del equipo de trabajo. “Lo más saludable es establecer claramente cuáles son las expectativas y cuán importante es el talento de cada uno, crear un cuadro completo”, apostilló.

Cuando llega el desánimo

Otra situación recurrente entre los equipos de trabajo es la falta de ánimo o entusiasmo con el trabajo. Para Morales, este es el momento de mostrar eficacia en el liderato. “Hay que ayudar al empleado a identificar qué debe hacer para mejorar. Para esto son útiles las sesiones de coaching con preguntas abiertas”, sostuvo. Morales recomendó darle seguimiento al empleado con sesiones más cortas para tomar el pulso de la situación.

Líderes, no supervisores

Ya no hablamos de supervisores, sino de líderes o coaches. “Son personas que guían en lugar de dar directrices”, comentó Morales, agregando que el líder debe mostrarse siempre entusiasta, enérgico y creativo.

Lo prohibido

Como líderes, no es recomendado hacer amonestaciones públicas a los empleados. “Nunca se debe señalar un área de mejoramiento frente a los demás. Debe haber una sesión privada, con respeto, donde el empleado vea que existe interés de ayudarle”, concluyó.

ˆ