La duración de vida de un auto

Mayo 14, 2012
The life expectancy of a car

 

Según el Departamento de Transportación de los Estados Unidos la duración de vida promedio de un automóvil es de 13 años y 145,000 millas. Sin embargo, la duración de cada vehículo es una combinación de varios factores que incluyen la cantidad de uso, los hábitos de manejo, el tipo de mantenimiento que se le dé, y hasta un poco de suerte. Sin importar la marca o el modelo, todos conocemos a alguien enamorado de un auto que le ha dado servicio por décadas y cientos de miles de millas. De igual manera, conocemos a otra persona que compró un vehículo que le ha dado problemas desde el principio. Es por esto que la longevidad de un auto es imposible de predecir, pero en todos los casos es afectada por los mismos factores.

Posiblemente, el factor más determinante para la duración de tu vehículo es el mantenimiento que reciba. No es solo cambiar el aceite, sino hacerlo con regularidad y a tiempo. Recuerda que hay otros fluidos vitales para el funcionamiento del mismo que también requieren monitoreo constante. La limpieza regular del mismo es muy importante. Las sales del terreno, la brea y las diferentes partículas del camino pueden dañar la pintura y propiciar o acelerar la corrosión. La mejor guía para el mantenimiento de tu auto es el manual del fabricante. Si sigues sus instrucciones, estarás dándole el mantenimiento que tu auto necesita para funcionar adecuadamente por un largo tiempo. Recuerda que el atrasar los ciclos de mantenimiento para ahorrar algunos dólares pondría desembocar en problemas mayores en el futuro.

No solo cuanto se usa, sino como se usa el vehículo también determinará los años de servicio óptimo que te pueda brindar. Especialmente en vehículos con motores más pequeños, forzar el motor a altas velocidades, arranques desmedidos y aceleraciones innecesarias hacen que se vayan afectando los componentes del mismo y vaya disminuyendo su fuerza. En promedio, vehículos que son manejados en condiciones más favorables, velocidades más bajas y carreteras menos variables como las autopistas, tienen un promedio de vida más extenso y con menos visitas al taller.

La suerte también tiene un poco que ver. La manera en la que se construyen los vehículos y la cantidad de piezas complejas que contienen los modelos nuevos dan cabida a que ocurran una mayor cantidad de problemas y situaciones. La calidad entre un vehículo y otro, aun del mismo modelo y año, puede variar un poco dependiendo de los procesos de manufactura. Muchos de los autos con mejor fama de duraderos y “eternos” tienden a ser sencillos y confiables. Mientras más tecnología haya envuelta en un vehículo, más partes tendrá que se puedan dañar, mayor mantenimiento necesitará y los arreglos serán más costosos. Es por esto, que si tu prioridad es la longevidad y el servicio óptimo de tu vehículo, mantener las cosas simples puede ser una gran idea.

Con estos factores en mente, puedes escoger el auto adecuado, recibir el servicio que esperas del mismo, y a obtener años de servicio que no solo validen tu inversión sino que te den ganancias a largo plazo.

Para más información o hablar directamente con uno de nuestros representantes haz clic aquí.

ˆ