La importancia de estar asegurado

Octubre 14, 2016
LaIporatnciadeestarasegurado

¿Está preparado para enfrentar una enfermedad que requiera un cuidado constante y especializado? ¿O lidiar con un tratamiento contra el cáncer? ¿Cuenta con los fondos para pagar una enfermera que lo atienda en su hogar, los servicios de un hospicio o un hogar de ancianos?

Quizás piense que su plan médico tradicional puede darle la cobertura necesaria para pagar estos gastos. Sin embargo, los servicios de cuidado prolongado no están cubiertos por su póliza de seguro médico. Por eso, es ideal que considere desde ahora adquirir un seguro de cuidado prolongado y/o un seguro de cáncer. Sin duda, es una decisión sabia y le brindará tranquilidad saber que está preparado para hacerle frente a cualquier eventualidad que afecte su salud.

¿Qué es un seguro de cuidado prolongado?

La póliza de cuidado prolongado cubre los servicios médicos que le proveerán una mejor calidad de vida cuando usted no pueda valerse por sí mismo ya sea por envejecimiento, accidente, incapacidad, deterioro cognoscitivo severo o una enfermedad crónica o degenerativa como, por ejemplo, Alzheimer.

Servicios que cubren:

  • Cuidado especializado: Asistencia constante de una enfermera u otro personal especializado, ya sea en la residencia del paciente o en una institución médica.
  • Cuidado personal: Ayuda en la casa, hospicio o instalación de vida asistida, cuando el paciente no puede realizar tareas como comer, vestirse, asearse o caminar por cuenta propia.

Por qué adquirir una póliza de cuidado prolongado

  • Costos: Es mejor precaver. Este seguro le dará tranquilidad al saber que tendrá los recursos económicos para pagar parte o todos los servicios requeridos no cubiertos por su plan médico tradicional, Medicare o el seguro complementario de Medicare. Aunque Medicaid paga algunos de estos servicios, la ayuda es solo para personas de recursos económicos limitados.
  • Expectativa de vida: La expectativa de vida es cada vez mayor, lo que aumenta las posibilidades de que en un futuro necesite una póliza de cuidado prolongado.
  • Historial de salud familiar: Prepárese desde ahora si sabe que en su familia existe un historial de enfermedades crónicas o debilitantes.
  • Circunstancias familiares: ¿Cuáles son sus redes de apoyo? Con la extensión en la expectativa de vida, cada vez más adultos mayores tienen que cuidar a sus progenitores. Piense en lo difícil que será que sus familiares, también mayores y posiblemente enfermos, tengan que asistirlo en todo momento.

Seguro de cáncer

Un seguro de cáncer puede ayudarlo a solventar gastos inesperados que su plan médico no cubre. También puede proveerle un fondo de emergencia para amortiguar la pérdida de ingreso en caso de que no pueda trabajar mientras está en tratamiento.

Considere un seguro de cáncer si usted…

  • Tiene un historial familiar de cáncer. Si tiene predisposición a esta enfermedad, es mejor prevenir.
  • Tiene hijos que dependen de usted. Este tipo de póliza le garantiza cobertura para los tratamientos y un seguro en caso de que tenga que dejar de trabajar.
  • Es su propio jefe. Si deja de trabajar como consecuencia de la enfermedad, este seguro le ayudará ante cualquier eventualidad financiera.
  • Cuida su dinero. Es sabio no consumir los ahorros de toda una vida para pagar por tratamientos médicos. Es mejor contar con un seguro que le permita tener un fondo al que pueda recurrir.

En Premium Banking Services contamos con un equipo especializado que puede orientarle sobre las opciones disponibles, para que tenga una mejor calidad de vida durante los tiempos difíciles. Comuníquese con nosotros de lunes a sábado de 8:00 a. m. a 8:00 p. m. al 787.PREMIUM (787.773.6486).

 

Nota: La información en este artículo aplica sólo a clientes de Premium Banking Services.

ˆ