Las mensualidades cómodas te pueden llevar al fracaso financiero

Marzo 05, 2012
shutterstock_201478208
Por Kurt A. Schindler
A primera vista, el título de este artículo parece no tener sentido. Como muchas reglas de las finanzas, hay que indagar un poco para comprender las razones que sustentan su validez.
La idea de las “mensualidades cómodas”, aquellas que seleccionamos pagar por su bajo o cómodo pago mensual, está atada al concepto de asequibilidad o, en inglés, affordability. Si algo es asequible, significa que tenemos la capacidad de pagarlo.
Cuando salimos a comprar artículos con precios altos como neveras, computadoras, televisores y otros similares, es muy común que nos enfoquemos en el pago mensual luego de cotejar el precio del artículo. Es cierto que hay momentos en la vida cuando es necesario comprar bajo esta condición. Sin embargo, si solamente pensamos en términos de esos “cómodos pagos mensuales”, no veremos el costo real de lo que compramos ni podremos acumular ahorros para nuestro futuro y los retos financieros que nos depara el mañana.
Veamos un ejemplo. Decidimos que necesitamos una computadora nueva porque la nuestra “se puso lenta”. Miramos los especiales y vemos que los precios están muy bajos. Vamos a la tienda y encontramos el modelo que deseamos por $500. No tenemos los $500 pero la tienda nos ofrece cómodos pagos mensuales de $27 y evaluamos esa cantidad como manejable. Si la compramos, veremos que nos costará los ahorros que pudiéramos hacer en el futuro.
Analicemos. Si pagamos $27 por 24 meses, pagaremos $648, no los $500 del precio original ni el que tenemos en mente. Con el “cómodo plan de pagos”, la computadora nos costará $148 más o casi un 30% adicional. Esto significa que son $148 que no puedo guardar para el futuro, porque los gasté y no los tengo. Si hacemos lo mismo cada vez que compramos, estaremos abonando a un problema financiero.
La pregunta principal es: ¿Qué debemos hacer? Si necesitamos comprar, hagámoslo con total cautela. Pensemos antes de comprar. Volvamos al ejemplo de la computadora. Si pensábamos que $500 era un buen precio para reemplazar la máquina “lenta” que tenemos en casa, necesitamos verificar si $648 sigue siendo un buen precio.
Por esa diferencia, podremos seguir usando la máquina ‘lenta’ por más tiempo. Así evitamos el gasto adicional. Y si logramos depositar los $27 mensuales en una cuenta de ahorros, tendremos los chavos para una mejor compra en efectivo dentro de uno a dos años.
¡Con sabiduría en tus finanzas logras el éxito!
Kurt Schindler es el planificador financiero certificado que dirige el programa de Finanzas en tus Manos. Para aprender más sobre cómo manejar tus finanzas visita www.popular.com/finanzas

2 Comentarios para “Las mensualidades cómodas te pueden llevar al fracaso financiero”

  1. Navila

    No podemos olvidar la alternativa de utilizar las tarjetas de crédito inteligentemente. Podemos comprar esa computadora de $500.00 aprovechando una oferta sin intereses por 18 meses, por ejemplo, y pagar $27.78 cada mes. De esa manera, no nos salimos de presupuesto ni terminamos pagando de más. Es lo que siempre he hecho cuando tengo que hacer alguna compra grande, como enseres o muebles. Busco la alternativa que se acomode a mi presupuesto, que no me haga pagar intereses y que bajo ninguna circunstancia me impida ahorrar.

Comenta en este artículo

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!

ˆ