Maneja tus finanzas en tiempos de emergencia

Julio 27, 2020
Metáfora de riesgo en negocios / Metaphor of risk in business. Risk management concept. Businessman remove one piece from tower.

Analiza tu situación para entender el alcance de la emergencia, conocer cómo impacta tus finanzas y desarrollar un plan de manejo del presupuesto para asegurar el bienestar de la familia.  Si necesitas tomar decisiones financieras durante una emergencia, anticipa el resultado de las posibles soluciones.

Manejar tus emociones y evaluar cuidadosamente la situación te ayudará a tomar decisiones correctas y minimizar el impacto de lo inesperado.

Estima el período de tiempo que pueda durar la emergencia y asegura que tienes suficiente dinero para cubrir los gastos, incluyendo el ahorro durante ese tiempo. La pérdida total o parcial de ingresos en algunas situaciones es difícil de estimar. Al planificar para emergencias presume que puede durar un promedio de 3 a 6 meses.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para tomar el control de tus finanzas.
Identifica con cuánto dinero cuentas y necesitas
  • Echa un vistazo a tus ingresos y ahorros, para determinar con cuánto dinero dispones para pagar cuentas y a tus acreedores.
  • Analiza tus cuentas y establece prioridades, verifica el dinero en efectivo y en cuentas de fácil acceso que tengas disponible, así como en tarjetas de crédito.
  • El préstamo de tu casa o alquiler, así como otros préstamos y los pagos de pólizas de seguros deben tener prioridad en tu lista.
Identifica y analiza tus gastos
Controla los gastos esenciales, de manera que puedas proveer para los adicionales en los que tendrás que incurrir. Considera los siguientes:
  • Alimentos: No gastes más de lo necesario para el tiempo que estimas durará la emergencia. Establece un presupuesto para alimentos y usa una lista de compra para no excederte.
  • Vivienda: Debes tener un lugar seguro para tu familia, el pago del préstamo hipotecario o del alquiler de tu vivienda.
  • Salud: Separa un fondo para atender gastos relacionados con la atención médica.
  • Utilidades: No incrementes el consumo de estos servicios. Si anticipas que no puedes cubrir los gastos de electricidad, agua o telefonía, asegúrate de que no vayas a sufrir interrupción de los servicios.
  • Servicios de datos: Ante una mayor necesidad de acceder servicios en línea, explora las opciones de tu proveedor para optimizar tu plan de servicio. Maneja adecuadamente el uso de equipos electrónicos, de manera que puedas controlar mejor el consumo de datos.
  • Educación de los niños: Anticipa gastos relacionados a la educación de tus hijos, materiales y equipo para educación a distancia u otros.
  • Apoyo a tus familiares Anticipa gastos relacionados a las necesidades de tus padres, hermanos o familiares cercanos que necesiten ayuda.
Asegúrate de mantener tu presupuesto al día y repasarlo periódicamente
  • Desarrolla nuevas estrategias en tu plan a partir de esta experiencia, que dirijan hacia un mejor manejo de tus finanzas.
  • Desarrolla una disciplina en el hogar para mantener o incluso reducir su nivel regular de gastos.
  • Considera invertir en productos de seguro para cubrir gastos inesperados relacionados con automóviles, hogar, salud y otros aspectos de la vida.
Busca ayuda
  • Haz todo lo posible para mantenerte al día con tus cuentas, si no puedes, llama a tus acreedores para explicarles tu situación y elaborar un plan de pagos.
  • Comunícate con tu banco u otras instituciones que te proveen servicios de financiamiento.
  • Verifica si eres elegible para recibir fondos de ayuda otorgados por agencias de gobierno federales o estatales.
  • Recuerda analizar detalladamente los términos y condiciones de estas opciones, así como su impacto a largo plazo. No olvides evaluar la posibilidad de obtener ayuda financiera de algún familiar.
Considera tu capacidad para seguir trabajando
  • Considera las posibilidades de trabajar desde tu casa y explora seguir contribuyendo en tu trabajo actual u otras opciones, aunque sea cambiando de roles.
Revisa tu presupuesto y redefina las prioridades

Mantén la calma. Eventualmente este período de retos culminará y nos servirá de experiencia para estar preparados y redefinir o ajustar nuestros planes a los cambios en nuestro diario vivir.

ˆ