Progreso Económico: Edición agosto 2009

Septiembre 25, 2009
shutterstock_129710300

Para guardar a tu computadora la versión PDF y el suplemento con más detalles estadísticos o para acceder publicaciones anteriores del Progreso Económico, oprime aquí.

Economía de Puerto Rico en el Año Fiscal 2008-09

El año fiscal que terminó en junio de 2009 exhibió un gran retroceso en la actividad económica. Varios factores han sido determinantes del deterioro económico prolongado y extendido a través de todos los sectores de la economía. Entre éstos se destacan la contracción experimentada en la economía de Estados Unidos y los problemas estructurales en la producción local, exacerbados ambos por el ciclo recesionario. El comportamiento de indicadores claves en el segundo trimestre de 2009, sugiere que el descenso en la actividad económica se profundizó, en una clara manifestación de la fragilidad de la economía local que ya se extiende por más de tres años. El retroceso experimentado en el último año fiscal es consistente con los estimados de la Junta de Planificación, que apuntan a una caída en el Producto Nacional Bruto de aproximadamente 5.5%.

Esta contracción refleja que la economía del país atraviesa quizás por el peor momento en la historia, afectada principalmente por el desplome del mercado de empleos y el debilitamiento de la confianza del consumidor, lo que se manifiesta en el descenso de la demanda agregada y los recaudos del gobierno, que ya apuntan a mayores deficiencias en los próximos meses. Absolutamente todos los indicadores reflejan un decrecimiento notable de la actividad económica. De particular importancia es la reducción acelerada en los niveles de competitividad del sector industrial, lo que ha limitado nuestra capacidad para crear nuevos empleos y retener los existentes. El desempleo ha llegado a niveles que no se veían desde principios de los 90’s (16.5%) y el sector de la manufactura parece ser el más afectado, con una pérdida de 17,000 puestos de trabajo el pasado año fiscal. También se registró una caída sustancial en los empleos de construcción (14,000), comercio (13,000) y servicios (6,000). En total se perdieron unos 50,000 empleos en el año fiscal 2008-09, según la Encuesta de Viviendas del Departamento del Trabajo.

La duración, profundidad y extensión de la contracción en la actividad económica se manifiestan no sólo en la actividad industrial. Todos los sectores económicos exhiben un pobre desempeño, en especial la construcción, el comercio, la actividad bancaria, el turismo y las finanzas del gobierno. Estos sectores confrontan serias dificultades desde hace un tiempo, pero en el último año se aceleró su descenso. La merma en los recaudos del gobierno, que en 2008-09 se acercó a los $500 millones, ha recrudecido el déficit fiscal, limitando las posibilidades de inversión en proyectos que sirvan como estímulo para estabilizar la actividad económica, proveer un impulso a la producción y encauzar la recuperación.

Las probabilidades de repunte en el corto plazo también están adversamente afectadas por factores exógenos. El deterioro de los sectores productivos en el país está influenciado por el comportamiento de la economía norteamericana, que aunque ya muestra síntomas de recuperación luego de una caída pronunciada a principios de año, aún confronta dificultades asociadas a la crisis financiera. Además, aunque el precio del petróleo y sus derivados pareció estabilizarse al cierre del año fiscal, recientemente ha reanudado su tendencia alcista, lo que podría encarecer los precios de bienes y servicios contribuyendo a deprimir aún más la demanda agregada.

La Junta de Planificación ha dicho que la desaceleración ha tocado fondo y que el repunte se hará evidente el próximo año fiscal. El mecanismo de recuperación de corto plazo es la “American Recovery and Reinvestment Act” (ARRA) que promete inyectar unos $6,000 millones a la economía local. Sin embargo, en la medida en que ese impulso provendrá de fondos no recurrentes, una vez se agoten esos recursos existe el riesgo de otra caída si es que no se adopta un plan de contingencia. Mejor aún, se debería aprovechar la coyuntura para articular políticas y programas locales que atiendan más efectivamente las deficiencias estructurales de la economía y generen un estímulo decisivo a la competitividad y productividad de nuestro modelo económico.

Hay que recordar que con los $1,200 millones de estimulo federal no se logró reactivar la economía el pasado año fiscal, por el contrario, se registró la caída más profunda en la historia de la producción del país. En el corto plazo, los fondos “ARRA” podrían mitigar los efectos adversos asociados al prolongado ciclo recesionario, pero aún no se presentan opciones para el mediano y largo plazo.

Consumo de Energía Eléctrica

La producción y consumo de energía eléctrica son indicadores de la actividad económica. Por lo regular, ambos indicadores se mueven en la misma dirección de la economía. Desde que comenzó la recesión a principios de 2006, el consumo de energía eléctrica ha registrado bajas importantes, por lo que la producción también se ha reducido como un ajuste a la demanda decreciente. De 2005 a 2006 el consumo o venta de energía en kilovatios-hora (KWH) sólo creció 0.6%, pero a partir de ese año la cifra comenzó a declinar hasta llegar a 18,515 KWH, una merma de 10.4% en los últimos tres años.

La caída más significativa se registró de 2008 a 2009 (5.5%), siendo la primera vez en la historia que ese indicador marca una reducción tan profunda. Todas las categorías de consumo muestran una tendencia decreciente, en especial la industrial, en una clara manifestación de la fragilidad que experimenta el sector de la manufactura. Las industrias consumieron un total de 3,289 KWH en 2008-09, lo que refleja una reducción de 12.1% en un sólo año. La venta de energía a las industrias en el último año fiscal es la más baja registrada desde hace al menos 20 años. En 1989-1990 el consumo de energía de las industrias manufactureras representaba el 27% de las ventas totales, pero esta proporción se ha venido reduciendo hasta llegar a 17% en 2009.

El patrón decreciente en el consumo de energía eléctrica también se extiende a las residencias y los comercios, que han estado confrontando dificultades para pagar los costos crecientes asociados a ese servicio. El consumo residencial ha bajado 5.8%, mientras que en los comercios se ha reducido en casi 3% en el último año fiscal.

Índices de Actividad Económica

Los Índices de Actividad Económica de Banco Popular de Puerto Rico (IAE-BPPR) reflejan el deterioro que experimenta la economía. El Índice Real registró un valor de 116.5 puntos durante el segundo trimestre de 2009, que es 2.2% menor al del segundo trimestre (119.2) de 2008. El valor promedio del IAE-Real de abril a junio de 2009 es el más bajo desde el segundo trimestre de 2002, cuando luego de los eventos del 11 de septiembre marcó un valor promedio de 115.7 puntos.

Los valores mensuales del IAE-Real también sugieren que la caída intermensual e interanual continúa. El valor de junio de 2009 (116.3) refleja una contracción de 2.3% con relación a junio de 2008 y de 0.5% con relación al mes anterior. El Índice Nominal bajó a 210.3 puntos en abril de 2009, que es 0.3% más bajo que el del mes anterior y está 1% por debajo del de abril de 2008. El IAE-Nominal ha marcado contracciones interanuales por siete meses consecutivos, afectado principalmente por la caída de las importaciones, las ventas en joyerías, la nómina de la manufactura y el estancamiento en los depósitos bancarios.

El valor promedio de los IAE-BPPR en el año fiscal 2008-2009 reflejan que la actividad económica real y nominal marcó la caída más acentuada en la historia de ambos índices, que incluyen datos y estimaciones desde enero de 1990. Al examinar el desempeño anual del IAE-Real, éste redujo su valor de 119.8 en el año fiscal 2007-08 a 117.5 en el 2008-09, lo cual representa una caída de 2%. Esta contracción es consistente con los estimados de la Junta de Planificación de Puerto Rico para el año fiscal recién terminado, considerando que el IAE-BPPR mide la dirección, pero no necesariamente la magnitud del cambio.

El IAE-nominal también registró una merma en el año fiscal 2008-09. Aunque ésta fue de sólo 0.3%, esta es sólo la segunda vez en la historia que el IAE-nominal registra un cambio negativo al compararlo con el año anterior. La primera vez fue en 2007, cuando marcó una reducción de 0.2%. Este resultado causa especial preocupación porque indica que, aún incorporando el efecto de los precios en la producción, la economía parece ser incapaz de reflejar una tasa de crecimiento positiva. Hasta el momento, los IAE-BPPR no sugieren que la recesión esté por terminar.

Snap Shots

17,000: Empleos perdidos en las industrias manufactureras en el año fiscal 2008-09

$7,761 Millones: Ingresos Netos del gobierno en el año fiscal 2008-09, $500 millones menos que el año anterior.

10.4%: Contracción en el consumo de energía eléctrica de 2006 a 2009.

2%: Reducción en el valor del Índice de Actividad Económica Real en el año fiscal 2008-09, la caída más profunda en la historia del IAE-BPPR.


1 Comentario para “Progreso Económico: Edición agosto 2009”

  1. Pedro A Muniz

    Es cierto que el crecimiento economico esta en el nivel mas bajo en la historia y que debemos recordar que tuvimos un crecimiento economico magnifico para los 50 con esto me refiero a que podemos salir de estancamiento donde nos encontramos pero para eso debemos restructurar toda la economia de P.R incluyendo todos los sectores publicos y privado.Los bancos en P.R. deben ponerse de acuerdo en donde la ley lo permita,fomentar la producion nacional aqui mismo y olvidarse de las importaciones de productos que se puedan producir en la isla. Todos desean y tados deben de aportar,uno de los factores que nos afecta grande mente es la energia y el elevado costo
    de ella,por que no nos movemos al futuro con la energia renobable
    por que no invertimos en ella, por miedo a los inversionistas los que quieren mas dinero van a estar hay siempre para invertir, hablo de restructurar todo.Por que no se puede emitir bono
    de por lo menos 1,000 millones para energia renobable al tiempo se economisarian millones en gastos de luz y las empresas querian pagar menos de luz.Dar paso e incentivos a empresarios locales para lograr que el dinero se que aqui.

Comenta en este artículo

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!

ˆ