Nuevo vs. Usado

Mayo 17, 2012
shutterstock_156635552

Toda persona que vaya a comprar un auto tendrá que decidir si comprará uno nuevo o usado. Muchas veces la contestación a esta pregunta puede ser complicada y dependerá de las necesidades y deseos específicos de cada individuo. Estas necesidades definirán el valor que le darás a sus lujos, los adelantos de la tecnología, el color del mismo, y a la depreciación que sufra durante el tiempo que lo posea, entre otras cosas. Sin embargo, ambas posibilidades tienen ventajas y desventajas que debemos conocer antes de tomar una decisión de la cual nos podamos arrepentir en el futuro.

Las ventajas de un auto nuevo son:

  • Mejores garantías – Las garantías para vehículos nuevos se extienden por varios años y tienen una cobertura mayor que la de los usados, aun cuando sean certificados. Mientras las garantías estén vigentes, la mayoría de los desperfectos que sufra el vehículo serán cubiertos por el establecimiento que hizo la venta o por el manufacturero. En muchos casos, se incluyen también servicios de asistencia en la carretera y de procesos rutinarios como cambios de aceite y filtros que disminuyen los gastos recurrentes de mantenimiento. Durante los primeros años del vehículo, gastos en reparaciones y reemplazos de gomas, baterías o frenos deben ser innecesarios. En el caso de los usados, las garantías cuando están disponibles, son más limitadas y este tipo de reemplazos o reparaciones pueden ser necesarias en cualquier momento. Además del posible ahorro, mejores garantías le dan a sus dueños la tranquilidad de saber que cualquier desperfecto será cubierto por las mismas y no les traerá problemas mayores.
  • Mejor financiación – Usualmente, la financiación de automóviles nuevos es menos costosa, te permite mayor flexibilidad en términos de pago y la habilidad de financiar también los seguros.
  • Lo mejor y más nuevo – En un mercado en constante cambio, solo en un auto nuevo podrás asegurarte de contar con los últimos adelantos en la tecnología y en la seguridad del mismo. En uno o dos años, un modelo de auto puede cambiar lo suficiente para ni siquiera parecerse a su modelo anterior. Para muchas personas esto no es tan importante, pero para muchas otras, su automóvil es una extensión de su persona, un símbolo de estatus y un reflejo de sí mismos, convirtiéndolo en un factor determinante.
  • Historia del vehículo – Al ser el único dueño que el auto ha tenido, puedes tener la paz mental de saber cuándo y qué se le ha hecho al mismo sin tener que preocuparte por los hábitos del dueño anterior o por posibles problemas que estos te puedan causar en el futuro.

Las ventajas de un auto usado son:

  • Menor precio de compra y menor depreciación – Todo automóvil deprecia anualmente entre 15% y 20%. Los primeros dos años son los de mayor depreciación y este porciento disminuye esporádicamente con el pasar del tiempo. Al comprar un auto usado, evitas una parte de la depreciación que es absorbida por el dueño original y obtienes un vehículo de características similares y a veces hasta superiores por una fracción del precio.
  • Más por menos – Varios expertos aseguran que comprar un vehículo con dos o tres años de uso puede resultar en una gran selección ya que podría incluir garantías del manufacturero mientras obtienes un auto con pocas millas recorridas y tecnológicamente parecido al nuevo. Además, componentes extras y de lujo podrían poner un vehículo nuevo fuera de tu alcance, mientras que el valor reducido de tu compra inicial en uno usado podría permitirte añadirlos a la compra final.
  • Como nuevo – En los últimos años, ha aumentado grandemente la venta de vehículos usados certificados. Estos vehículos son sometidos a rigurosas inspecciones y reparaciones por compañías autorizadas que garantizan el funcionamiento y la calidad de vehículos usados. En muchos casos, se incluyen garantías adicionales en la compra de estos vehículos y es una manera en la que los compradores pueden tener mayor tranquilidad de que están realizando una buena compra y tener una mejor idea del trato que tuvo el vehículo por sus dueños anteriores.

Estos son algunos de los factores a considerar al decidir qué tipo de auto comprar, pero hay situaciones que te pueden inclinar hacia un lado o el otro de la moneda. Por ejemplo, si piensas tener el vehículo por muchos años y le darás el cuidado necesario, es mejor comprar uno nuevo, ya que a largo plazo te causará menos problemas y gastos de mantenimiento. Por otro lado, si tienes hábitos de manejo arriesgados, piensas cambiarlo en menos de 5 años y tu presupuesto es limitado, un auto usado sería una mejor opción. Después de un poco de análisis y búsqueda, tus necesidades y realidades te llevarán hasta la mejor opción para ti y a contestar la gran pregunta de si compras un auto nuevo o usado.

Para poder brindarte meas ayuda o hablar con un representante haz clic aquí.

ˆ