Progreso Económico: Edición octubre 2009

Noviembre 20, 2009
shutterstock_126278537

Para guardar a tu computadora la versión PDF y el suplemento con más detalles estadísticos o para acceder publicaciones anteriores del Progreso Económico, oprime aquí.

Economía de Puerto Rico
En los inicios del año fiscal 2009-10 la economía de Puerto Rico continuaba decayendo. Los indicadores que describen el desempeño de la actividad económica local reflejan síntomas de una contracción prolongada y extendida a todos los sectores.   Los principales indicadores de Estados Unidos apuntan a que la economía norteamericana está saliendo de la recesión, pero en Puerto Rico aún no se percibe la más leve mejoría. El escenario más bien sugiere que la pérdida de capacidad de crecimiento de la economía local se ha agudizado. De esta forma,  la contracción profunda, prolongada y extendida observada ya no es reflejo de una recesión típica, las cuales son cíclicas y de relativa corta duración.  

La pérdida de capacidad de crecimiento está asociada a problemas de carácter estructural que ya se han reseñado en ediciones anteriores. La competitividad mermada por razones relacionadas con los altos costos de producción, la escasa productividad laboral, una base de recaudos públicos erosionada por la evasión y la desocupación creciente, y un marco institucional que no responde a las necesidades de una economía moderna, son factores que han debilitado seriamente la capacidad de crecimiento económico desde hace un tiempo.  Sin embargo, tal parece que las presiones recesionarias han exacerbado esos problemas, imponiendo mayores dificultades para propiciar la reactivación necesaria. El profundo y consistente debilitamiento del mercado de empleo y las finanzas públicas y también de sectores claves como la construcción, la manufactura, el turismo y el comercio, sugiere que  no veremos un repunte por algún tiempo.  La inyección de los fondos ARRA (American Recovery and Reinvestment Act), sin embargo, contribuirá a mitigar en algo los daños creados por la contracción económica y a frenar un poco la velocidad de la caída de la economía local.

El deterioro creciente en la producción industrial pone de manifiesto las graves dificultades asociadas a la pérdida de competitividad, cuyo efecto se ha replicado en todos los sectores de la economía, resultando en la pérdida de miles de puestos de trabajo y un notable aumento en las quiebras, que en septiembre de 2009 sobrepasaron el millar (1,051).  El jornal promedio continúa estancado en unos $12/hora, el empleo y la nómina siguen mostrando tendencias decrecientes y el volumen de exportaciones marcó en 2008-09 la reducción más notable (5%) desde 1992-93 cuando cayó 6%.

La actividad comercial registró una baja en ventas de aproximadamente $298.3 millones (-1.7%) en los primeros 6 meses de 2009, afectadas seriamente por una reducción de $190.6 millones en la venta de vehículos de motor.  Además de la pérdida de 14,000 empleos en el sector comercial, el primer semestre del año tampoco ha sido favorable para establecimientos tales como ferreterías, tiendas de ropa, mueblerías y joyerías, entre otras.

De particular importancia es la caída consistente y sostenida  en la actividad de la construcción, ya que por su efecto multiplicador en la economía ha contribuido al deterioro de otros sectores.  El valor total de los permisos de construcción otorgados sigue descendiendo y en los primeros siete meses del año marcó una baja de $407 millones o 31.4%.  De esa misma forma, la merma en los recaudos del gobierno está abonando al letargo económico. Para conjurar el déficit proyectado, el Gobierno de Puerto Rico ha adoptado un plan de cesantías que en su segunda fase podría dejar sin empleo a otros 14,500 trabajadores, de los cuales 11,700 serían efectivos en enero de 2010. El gobierno calcula que esta medida podría resultar en economías de aproximadamente $380 millones, pero se anticipa que debe intensificar la contracción económica por lo menos a corto plazo.
Empleos
La encuesta del mercado laboral refleja que en septiembre de 2009 había 217,000 personas desempleadas y la tasa de desempleo llegó a 16.4%, la más alta desde 1993. El total de empleados era 1.1 millones, que es el volumen de empleos más reducido desde 1996.  En total se perdieron unos 97,000 empleos en los últimos 12 meses, lo que marca una reducción de 8% en el total de empleos en ese período. El sector privado registró una dramática caída de 84,000 puestos de trabajo asociada a la contracción en la demanda agregada.  La pérdida de 13,000 empleos en el sector público representa un daño potencial adicional, ya que  pudiera afectar  la disponibilidad de servicios públicos cuya demanda deberá incrementarse a raíz del creciente número de desempleados. Eso sin considerar el efecto multiplicador en otros sectores de la economía y la probable reducción en la nómina del gobierno central que podría dejar a otras 14,521 personas sin empleo en los próximos meses.

El desaliento de los trabajadores se hace evidente cuando se examina el comportamiento de los indicadores que ilustran el desempeño del mercado de empleos. Según los datos más recientes del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, la población civil apta para trabajar creció por aproximadamente 18,000 en los últimos 12 meses. Sin embargo, el grupo trabajador, que está constituido por los que trabajan y los que están buscando empleo marcó una caída de 43,000 en ese mismo período, ubicándose en niveles que no se veían desde enero de 2002.  Ese grupo no incluye a desempleados que no están buscando empleo activamente. Aun así, la tasa de participación laboral llegó a su nivel más bajo en la historia (43%), lo que impone una carga adicional al gobierno cuya base de recaudos ya está severamente debilitada.

Índices de Actividad Económica del BPPR
Al examinar el comportamiento de los IAE-BPPR real y nominal se observa que ambos señalan que la economía puertorriqueña continúa pasando por un período de contracción en su nivel de actividad, pues los valores para ambos continúan marcando bajas intermensuales e interanuales.  El IAE-BPPR real registró un valor promedio de 116.96 de enero a agosto de 2009, lo cual representa una reducción de 2.3% con respecto al mismo período el año anterior. Estos valores son preliminares debido a que los datos de la Compañía de Turismo sólo están disponibles hasta julio 2009.

Todos los componentes del índice registraron disminuciones en sus valores, como consecuencia de la debilitada actividad económica.  La baja considerable en la venta de cemento, por ejemplo, refleja el deterioro que experimenta el sector de la construcción. De esa misma forma, la caída dramática en la venta de energía eléctrica a las industrias manufactureras pone de manifiesto las dificultades por las que atraviesa ese sector. En el caso del estancamiento prolongado en la actividad turística y la pérdida de empleos en ese sector, es probable que la recesión en los Estados Unidos haya sido un factor determinante, por ser este el mercado principal de Puerto Rico.

El comportamiento del IAE-BPPR nominal confirma los valores registrados por el índice real.   El índice que describe la actividad económica  en el país, medida en flujos monetarios, marcó una caída significativa de 3.8% en junio de 2009, luego de haber declinado 4.7% en mayo. La contracción en la actividad monetaria es consistente con las bajas registradas en la nómina de  la manufactura, el volumen de las importaciones, las ventas en joyerías y el estancamiento en los depósitos bancarios. El IAE-BPPR nominal también declinó el primer semestre de 2009, al registrar un valor promedio de 208.5, lo que representa una reducción de 2.4% con respecto al valor promedio del primer semestre de 2008. 

Desde hace un tiempo la economía local no muestra un desempeño sincronizado con la estadounidense. Más bien manifiesta un comportamiento rezagado y una ejecutoria muy inferior a la economía norteamericana. De esa forma, es probable que la economía puertorriqueña no se beneficie de inmediato del repunte esperado en los Estados Unidos, luego de haber atravesado por la recesión más severa en su historia.
Snapshots
$293.8 millones: Reducción en las ventas al detalle el primer semestre de 2009, en comparación con el primer semestre de 2008

$109 millones: Declinó la nómina pagada en la manufactura en los primeros 9 meses de 2009.

217,000: número de personas desempleadas en septiembre de 2009. La tasa de desempleo llegó a 16.4%, la más alta desde 1993.

2.3%: Contracción en el valor del Índice de Actividad Económica real de BPPR los primeros ocho meses de 2009.


1 Comentario para “Progreso Económico: Edición octubre 2009”

  1. Jose Collazo

    Si no elimiinamos esta PLUTOCRACIA que tenemos en la administraccion (politica)de nuestra economia,no vamos a seguir para adelante. Problemas socioeconomicos graves los veremos pronto.

Leave a Reply to Jose Collazo Cancel reply

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!

ˆ