El resguardo de un seguro de inundación

Septiembre 13, 2016

palmitas

Durante mi niñez viví momentos imborrables junto a mi familia cuando vimos cómo nuestra casa se inundaba luego de la crecida de un río. Por varios meses tuvimos que vivir en casa de unos familiares ya que nuestro hogar fue pérdida total. Perdimos ropa, muebles y enseres, todo.

Es en estas circunstancias que recordamos lo importante que es tener un seguro de inundación. Esta es una póliza especial del Programa Nacional de Seguros por Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés). Algunas aseguradoras también lo ofrecen a través de programas privados.

Por qué una póliza de inundación

Quizás pienses que tu casa está asegurada contra una inundación porque tienes una póliza de propiedad (dwelling). Sin embargo, el seguro de dwelling solo cubre la estructura contra fuego, huracán o terremoto y/o vandalismo.

El seguro de inundación para las residencias es una póliza aparte que la puedes adquirir tanto para cubrir la estructura así como para el contenido de tu casa.  Cubre el daño estructural causado a tu propiedad como resultado de un golpe o desbordamiento de agua, deslizamiento de terreno o una marejada ciclónica, entre otros. La cubierta asegura las losas y alfombras y el sistema eléctrico (incluyendo equipos como el calentador de agua y acondicionador de aire).  La póliza cubre además el recogido de escombros. También puedes tener la cubierta de contenido y asegurar tus enseres, muebles y equipos electrónicos.

Imagina perder todo lo anterior por un golpe de agua y tener que desembolsar una gran suma de dinero. Un seguro de inundación te puede proveer ese resguardo necesario para enfrentar la emergencia.

Para que tenga una idea, los límites máximos de una póliza de inundación son: $250,000 para la estructura y $100,000 para cubrir contenido.

“Para que se catalogue como inundación tienen que haberse inundado dos o más acres de terreno que normalmente están secos. O dos o más propiedades y que al menos una pertenezca al dueño de la póliza”, enfatizó Shirley Soto, vicepresidenta de Popular Insurance.

El seguro al momento del financiamiento

Ten en cuenta que las instituciones bancarias requerirán un seguro de inundación si la casa está ubicada en zona inundable. Cada estado y territorio de Estados Unidos cuenta con mapas que delimitan las zonas inundables. El seguro tendrá vigencia tan pronto como se concrete el cierre hipotecario.

Sin embargo, si lo adquieres fuera de un cierre hipotecario, la cubierta provista a través del NFIP entrará en vigor 30 días después de que lo compres.

Las inundaciones son impredecibles. Por eso es tan importante que tomes acción ahora. Oriéntate con un representante de seguros de Popular Insurance sobre cómo proteger tu propiedad de las inclemencias del tiempo. Llama hoy al 787-706-4111 o accede aquí.

ˆ