Tranquilo, tus beneficios de Seguro Social están seguros

Diciembre 23, 2019
5cbb7e51-80f6-48cc-be07-f731f1311462

Los informes recientes de que el fondo fiduciario del Seguro Social desembolsará más de lo que a él entra —por primera vez desde el 1982— podría provocar que muchos salgan corriendo a reclamar sus beneficios. Los planificadores financieros a menudo dicen que sus clientes quieren solicitar el Seguro Social a los 62 años (la edad más temprana para hacerlo) porque temen que no quede dinero para ellos si esperan más tiempo.

Las perspectivas a largo plazo para el Seguro Social pueden ser confusas, pero hay que tener algo bien claro: reclamar temprano podría hacerle más daño a tu seguridad financiera a largo plazo que cualquier cosa que pueda ocurrir en Washington.

El Seguro Social estuvo anteriormente en una situación peor. En el 1983, el Congreso adoptó varias medidas para mantener el programa, incluyendo:

  • Aumento gradual de la edad de retiro completo de 65 a 67 años
  • Aumento del impuesto de nómina
  • Impuestos a algunos de los beneficios que reciben los de mayores ingresos

Todos esos nuevos recaudos fueron directamente al fondo fiduciario del Seguro Social.

Hoy, las propuestas para arreglar el Seguro Social siguen una trayectoria similar. Algunos sugieren aumentar la edad de retiro completo a 69 o 70 años, o subir gradualmente el impuesto de nómina de 6.2% a 7.4%. Se han sometido proyectos de ley en el Congreso para aumentar el límite de la cantidad de ingresos sujetos al impuesto de nómina. Otras propuestas instan a revisar cómo se calculan los ajustes del costo de vida para que los aumentos anuales de los beneficios sean menores.

Pagos más altos

Algunas personas no tienen otra opción que solicitar los beneficios a los 62 años. Si este es tu caso, tus beneficios se reducirán, permanentemente, entre un 25% y un 30%.

Si estás casado, reclamar temprano también podría reducir los beneficios de tu cónyuge. Por eso, si estás trabajando o tienes otras fuentes de ingresos, casi siempre es mejor esperar hasta al menos la plena edad de retiro para recibir los beneficios; 66 años si naciste entre el 1943 y el 1954. La edad aumenta gradualmente a 67 para quieres nacieron después del 1960.

Posponer los beneficios más allá de eso significa que tu pago crecerá un 8% anual hasta los 70 años. Posponer los beneficios también aumenta el valor de los ajustes anuales por el costo de vida porque se calcularán en una base más alta. El informe de los fideicomisarios del Seguro Social estima un aumento del 2.4% para 2019, el mayor ajuste en siete años.

La clave está en que estudies bien tu estrategia de reclamación de beneficios para que obtengas la mayor cantidad de dinero posible.

 

Copyright © 2019 The Kiplinger Washington Editors. Todos los derechos reservados. Distribuido por Financial Media Exchange.

La información y descripciones generales encontradas en este artículo están diseñadas para ayudarle a entender algunos de los factores que generalmente debe considerar al evaluar la pertinencia de cualquier estrategia o inversión en su plan de retiro. Cualquier descripción incluida es solo para propósitos informativos, educativos y para su consideración independiente; no es para ser considerada, o ser vista, como un consejo o como una sugerencia para efectuar (o inhibirse de efectuar) alguna acción particular. Al proveer esta información, asumimos que usted es capaz de evaluar esta información y las descripciones generales encontradas aquí para ejercer su criterio independiente. Este material fue preparado para propósitos informativos únicamente y no debe ser considerado como asesoría de ningún tipo. Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a la prestación de servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo. Si se requieren servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo, debe buscar los servicios de un profesional competente. Los productos de inversión no están asegurados por la FDIC, no son depósitos ni obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas, y pueden perder valor.

ˆ