Un crash course para llenar tu planilla

Febrero 20, 2018

¿Novato en eso de llenar la planilla o con un montón de dudas?

Esto es para ti.
giphy-1

Si eres de los que ni siquiera está seguro si le toca o no rendir las contribuciones, la respuesta es sencilla:

Te toca si:

– Resides en o fuera Puerto Rico, eres soltero(a) o casado y durante el pasado año contributivo (1 de enero al 31 de diciembre) ganaste más de $5 mil de fuentes de Puerto Rico.

– Si estás casado(a), optaste por rendir separado y ganas $2,500 o más

Lo que necesitas para llenar la planilla

source

    • Tu número de Seguro Social y fecha de nacimiento (también los de tu cónyuge y dependientes).
    • La W-2 (Formulario 499R-2/W-2 PR, que te provee tu empleador)  O la 480.6A o 480.6B (si trabajas por servicios profesionales).
    • Evidencia de intereses que hayas pagado, como por ejemplo hipotecas o préstamos estudiantiles.
    • Cheque de la cuenta bancaria que indique el número de ruta de tu banco y número de cuenta -si quieres que te depositen electrónicamente el reintegro.

¿18 a 26 años? Relax, si ganas menos de $40 mil, no pagas NADA.

giphy-2

Toma nota de estos tips:

 

  • El Secretario de Hacienda te recuerda que bajo la “Ley de Incentivos y Financiamiento para Jóvenes Empresarios”  todo residente de Puerto Rico entre las edades de 16 a 26 años podrá beneficiarse de una exención que aplica “a los primeros $40 mil de ingreso bruto generados por conceptos de salarios, servicios prestados o trabajos por cuenta propia durante el año contributivo”. Verifica que tu W-2 presente tus ingresos reportados en el encasillado correcto (16 código E) y que también aparezca la exención de $40 mil dispuesta por esta ley.
  • Si estás en tus primeros cuatro años en la universidad y estudias un bachillerato (aunque trabajes), puedes aprovechar el “Crédito de la Oportunidad Americana”. Lo puedes reclamar aunque tu ingreso sea $0. “Bajo la ley federal 112-240, se otorga al universitario contribuyente un crédito de hasta $1,000 en gastos universitarios cualificados”, dice Rodríguez, quien exhorta a que te orientes con un especialista para que sepas cuál es la documentación requerida.

 

La clave está en la organización. Empieza con tiempo, revisa todos los requisitos para reclamar deducciones y exenciones y haz todo el research que necesites.

Visita nuestra sección Banca 101 para más información sobre cómo manejar tu dinero y consejos para la transición a tu independencia.

ˆ