Un retiro satisfactorio: más que dólares y centavos

Diciembre 23, 2019
Mujer leyendo libro / Woman reading book

Es bastante común que las conversaciones sobre la planificación del retiro se enfoquen en los aspectos financieros de garantizar una jubilación cómoda. Sin embargo, pocas veces se consideran los aspectos no financieros. De hecho, cuando los retirados indican que no están satisfechos con su experiencia de retiro, la decepción a menudo se centra en los cambios en el estilo de vida y en la erosión de su autoestima. Esto porque se sienten sin dirección y poco productivos.

Poco a poco se gana la carrera

Una posible solución para lidiar con estas realidades es hacer una transición gradual hacia el retiro. A muchas personas que están por jubilarse les agrada la idea de continuar desempeñándose en algún tipo de trabajo, ya sea como consultores o mentores; en el caso de pasados dueños de empresas, colaborar como gerentes de apoyo. Un retiro gradual puede proveerte un “ancla” que te permite explorar nuevas actividades mientras continúas teniendo un rol en el mundo laboral.

Desde un punto de vista psicológico, algunos pueden sentir que separarse de su trabajo, profesión o negocio es una experiencia mucho más dolorosa emocionalmente de lo que esperaban. A los expropietarios de empresas, ejecutivos y profesionales que se desvivían por su trabajo podría tomarles hasta cinco años separarse de la gran inversión personal que tenían en su labor.

Pasado, presente y futuro

La perspectiva es realmente la clave para disfrutar tus años dorados. Si bien el retiro sugiere el final de tu vida laboral, un punto de vista más positivo puede permitirte ver tu retiro como el comienzo de una nueva fase en la vida, una fase en la que puedes hacer todas las cosas para las que nunca pudiste encontrar tiempo mientras estabas trabajando. Por ejemplo, el trabajo voluntario puede aumentar tu sentido de que haces una aportación valiosa, mientras que tomar cursos en áreas de interés puede avivar tu curiosidad intelectual.

Durante tus años de trabajo es común dar por sentado tu estilo de vida. Después del retiro, teniendo más tiempo disponible para la contemplación, es apropiado y sabio observar cuidadosamente cómo has estado viviendo y considerar la importancia de tus actividades. Dependiendo de las circunstancias individuales, es posible que desees reordenar tus prioridades. Puedes descubrir que simplemente ya no necesitas hacer algunas de las cosas que parecían tan importantes cuando trabajabas.

Si miras el retiro como una oportunidad de exploración y nuevos retos, puedes hacer que esta transición sea un proceso emocionante y agradable. Tus horizontes son amplios y se extienden hasta el límite de tu imaginación. Te has ganado esta oportunidad: ¡disfruta el viaje!

 

Copyright © 2015 Liberty Publishing, Inc. Todos los derechos reservados. Distribuido por Financial Media Exchange

La información y descripciones generales encontradas en este artículo están diseñadas para ayudarle a entender algunos de los factores que generalmente debe considerar al evaluar la pertinencia de cualquier estrategia o inversión en su plan de retiro. Cualquier descripción incluida es solo para propósitos informativos, educativos y para su consideración independiente; no es para ser considerada, o ser vista, como un consejo o como una sugerencia para efectuar (o inhibirse de efectuar) alguna acción particular. Al proveer esta información, asumimos que usted es capaz de evaluar esta información y las descripciones generales encontradas aquí para ejercer su criterio independiente. Este material fue preparado para propósitos informativos únicamente y no debe ser considerado como asesoría de ningún tipo. Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a la prestación de servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo. Si se requieren servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo, debe buscar los servicios de un profesional competente. Los productos de inversión no están asegurados por la FDIC, no son depósitos ni obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas, y pueden perder valor.

ˆ