Un vistazo a Medicaid

Diciembre 23, 2019
2AdobeStock_301114385

¿Qué es el Medicaid?

Medicaid es esencialmente un programa financiado por el estado y el gobierno federal, administrado por ambos niveles del gobierno. Se dice que la elegibilidad para Medicaid es tanto categórica como financiera. En otras palabras, la elegibilidad primero depende de que la persona sea mayor de 65 años o tenga una incapacidad física o mental que requiera atención médica. Luego se evalúan los criterios financieros, basándose tanto en los ingresos como en los activos.

¿Qué es “contable”?

Si bien las cantidades en dólares pueden variar un poco, las personas generalmente no pueden tener más de $2,000 en activos contables y deben tener un bajo ingreso mensual cuyo tope varía según el estado en que reside la persona. La prueba de los activos es la que mayor confusión causa: todos los activos son contables a menos que estén específicamente exentos. Esto incluye los ahorros y todos los bienes raíces, excepto una residencia personal.

La noticia impactante para muchas parejas es que los recursos mancomunados se consideran para determinar si un cónyuge cumple con los límites de recursos de Medicaid. El exceso por encima de estos límites debe deducirse en gastos (proceso conocido en inglés como spend down).

¿Cuál es la diferencia entre Medicare y Medicaid? 

Es común confundirse con respecto a qué cubren Medicare y Medicaid. Sin embargo, hay diferencias importantes que debes entender para que estés financieramente preparado.

Medicare Medicaid
Programa nacional de seguro de salud para:

·      mayores de 65 años

·      menores de 64 años, con alguna incapacidad y que cualifiquen según los parámetros del plan.

Seguro del gobierno estatal y federal que ayuda a personas de bajos ingresos económicos a pagar sus gastos médicos. Cubre los costos de atención médica a mayores de 65 años o personas que tengan una incapacidad.
Cubre parte del cuidado agudo y de rehabilitación. Cubre, principalmente, enfermedades crónicas y cuidado a largo plazo (solo para los que cualifican).

Como los costos de cuidado a largo plazo pueden ser altos y Medicaid requiere que las personas se encuentren en el nivel de pobreza para cualificar, muchas familias tienen inquietudes financieras sobre cómo enfrentar el posible cuidado a largo plazo de un ser querido. Una estrategia que puede ayudar a las familias a minimizar los riesgos financieros de futuros gastos de atención médica es el seguro de cuidado a largo plazo. Las ofertas de asistencia económica para la cubierta pueden ayudar a las familias a preservar sus activos y patrimonio, así como financiar una variedad de opciones de cuidado médico.

Planificar ahora puede ayudarte a estar preparado más adelante. Con la cubierta de seguro adecuada, estarás en mejor posición que si solo tienes las opciones de Medicare y Medicaid.

 

Copyright © 2015 Liberty Publishing, Inc. Todos los derechos reservados. Distribuido por Financial Media Exchange.

La información y descripciones generales encontradas en este artículo están diseñadas para ayudarle a entender algunos de los factores que generalmente debe considerar al evaluar la pertinencia de cualquier estrategia o inversión en su plan de retiro. Cualquier descripción incluida es solo para propósitos informativos, educativos y para su consideración independiente; no es para ser considerada, o ser vista, como un consejo o como una sugerencia para efectuar (o inhibirse de efectuar) alguna acción particular. Al proveer esta información, asumimos que usted es capaz de evaluar esta información y las descripciones generales encontradas aquí para ejercer su criterio independiente. Este material fue preparado para propósitos informativos únicamente y no debe ser considerado como asesoría de ningún tipo. Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a la prestación de servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo. Si se requieren servicios legales, de contabilidad o asesoramiento contributivo, debe buscar los servicios de un profesional competente. Los productos de inversión no están asegurados por la FDIC, no son depósitos ni obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas, y pueden perder valor. Los productos de seguros no están asegurados por la FDIC, ni por ninguna agencia del gobierno, no son depósitos u obligaciones de, ni están garantizados por Banco Popular, ni sus subsidiarias o afiliadas. Algunos productos de seguros pueden perder valor.

ˆ