El beneficio de delegar responsabilidades

Octubre 22, 2015
el beneficio de delegar responsabilidades

Estrategias para distribuir el trabajo entre tu equipo de trabajo.

Un buen dueño de negocio, por naturaleza, es un líder a quien le gusta tener todo bajo control. No obstante algunos prefieren trabajar por sí mismos tareas que quizás ya son parte de las funciones de sus empleados o pueden ser ejecutadas fácilmente por éstos sin alterar sus funciones principales. Aunque tener todo en control es una gran cualidad, podría convertirse en un impedimento para el éxito si el empresario no entiende la importancia de delegar responsabilidades efectivamente a sus empleados o aliados en el negocio. Aun cuando trabajes por cuenta propia, sin empleados, debes ser capaz de delegar y/o contratar ciertas responsabilidades a profesionales tales como un contable o un abogado. Se te hará más fácil manejar tu negocio, pues tendrás más tiempo para dedicarle y fortalecer el mismo. El asignar tareas te permite tener tiempo para realizar otras funciones. Además, promueve el desarrollo de tus empleados al permitirles crecer en sus trabajos y darles la oportunidad de demostrar su verdadero potencial.

En términos de gerencia, el delegar es clave para el éxito de cualquier dueño de negocio o ejecutivo. Recuerda, que no debes limitarte a dar órdenes. Debes comunicar claramente las tareas. Asegúrate de que tus empleados cuentan con las herramientas necesarias para llevarlas a cabo. Al final del camino recompénsalo por el buen trabajo; déjale saber lo feliz que te sientes por el trabajo bien hecho.

A continuación, cinco consejos valiosos para delegar responsabilidades efectivamente:

  1. Identifica las tareas que puedas delegar: Existen funciones claves que solo tú podrás realizar: como la negociación de la renta del local o la compra de materia prima. Pero hay otras tareas que, quizás sin saberlo, te consumen mucho tiempo y alguno de tus empleados podría realizarlas sin problema alguno. Haz una lista de tus labores diarias y evalúa cuáles podrías distribuir entre tu equipo de trabajo.
  2. Determina el empleado correcto para cada tarea: Ten claras las razones por las cuales estás delegando una labor particular y selecciona la persona que la llevará a cabo de acuerdo a su experiencia y talento. No tengas miedo de preguntarle al empleado si se siente cómodo realizando el trabajo. Recuerda: delegar no es simplemente dar órdenes. El empleado tiene que tener la libertad de ejecutar la tarea como entienda adecuado, y no necesariamente usando tu estilo.
  3. Comunica claramente tus expectativas: Al asignar una tarea, explica claramente cuáles son tus expectativas y establece parámetros claros para evaluar el trabajo realizado. Es importante que mantengas comunicación con tu empleado y le dejes saber que estás disponible en caso de que surja alguna duda o problema. Asegúrate que cada empleado cuenta con todas las herramientas necesarias para llevar a cabo el trabajo.
  4. No tengas miedo de perder autoridad: A veces los gerentes o dueños de negocio dudan en asignar responsabilidades porque no desean “perder” el control absoluto del trabajo. Pero la realidad es que un buen líder es aquel que puede lograr lo mejor de sus empleados y que obtiene resultados al poner la confianza en su equipo de trabajo.
  5. Recompensa el buen trabajo: La recompensa monetaria es el método de estímulo preferido por muchos. Sin embargo, en estos tiempos difíciles, puedes mantener a tus empleados motivados con detalles simples como decirles “buen trabajo” o “te felicito”. Si el empleado no completó la tarea satisfactoriamente, es importante que lo dialogues con él para que busquen alternativas que les permitan subsanar la situación.

Recuerda que delegar permitirá que tu grupo de trabajo se desarrolle tanto a nivel profesional como individual. Con ese crecimiento, verás también la expansión de tu negocio.


Comenta en este artículo

Por favor ingresa todos los encasillados requeridos, gracias!

ˆ