Tolerancia al riesgo: ¿qué es lo mejor para ti?

Diciembre 22, 2020
risk-tolerance

Cuando de invertir se trata, todos tienen una tolerancia al riesgo diferente. Es posible que tu compañero de trabajo o tu vecino no piense dos veces en una inversión que a ti puede mantenerte despierto toda la noche. Pero la tolerancia al riesgo no se trata de que sea “buena o mala”. Ya sea que te apasionen los riesgos o los evites a toda costa, lo importante es conocer el nivel de riesgo que mejor se adapte a tus necesidades.

Invertir normalmente implica un balance entre riesgo y rendimiento. Los rendimientos vienen en forma de intereses, dividendos y/o apreciación del capital. Generalmente, cuanto más arriesgada es una inversión, mayor es el rendimiento potencial. Esto se debe a que el mercado teóricamente “recompensa” a los inversionistas por asumir riesgos como la posibilidad de tener una pérdida. Los inversionistas en busca de mayores rendimientos deben estar dispuestos a asumir la probabilidad de pérdidas asociadas con las inversiones más volátiles.

Pero no todo el mundo quiere correrse un riesgo mayor con la esperanza de lograr más ganancia. Algunos inversionistas se sienten perfectamente satisfechos recibiendo ganancias más pequeñas de inversiones que conllevan niveles de riesgo más bajos. La clave es encontrar el nivel correcto de riesgo que potencialmente te permita lograr el rendimiento que deseas, ¡sin que sientas mariposas en tu estómago!

¿Qué factores afectan la tolerancia al riesgo? Los factores que juegan un papel importante son: tu edad, etapa de la vida, preferencias, metas financieras y el horizonte de tiempo. Te compartimos una breve descripción de estos puntos:

Edad y etapa de la vida. Por lo general, cuanto más joven eres, mayor cantidad de riesgo puedes asumir. Si eres soltero, tal vez puedes permitirte un mayor riesgo que una pareja casada con hijos. Y si estás comenzando en el mundo laboral, es posible que te sientas más cómodo con inversiones de más riesgo que si estás más cerca de tu retiro.

Preferencia personal. En cada etapa de tu vida como inversionista es importante evaluar qué tan bien manejarías la posibilidad de perder los fondos que inviertas. Aunque montarte en una montaña rusa pueda parecerte emocionante, es posible que no disfrutes los grandes altibajos del mercado. Por ejemplo, el mercado de valores históricamente ha subido a largo plazo, pero ha experimentado amplias fluctuaciones a corto plazo. ¿Qué tan bien has manejado los eventos cuando el mercado de valores ha caído más de un 40%?

Metas financieras y horizonte de tiempo. También es importante considerar cuántos años tienes disponibles para alcanzar tus metas financieras. Por lo general, cuanto antes comiences a ahorrar, más riesgo podrás asumir. Aunque nunca debes asumir más riesgo del que te haga sentir cómodo, también debes reconocer que la cantidad de riesgo que estás dispuesto a asumir afecta el rendimiento que puedes lograr.

Análisis periódicos: imprescindibles

Conocer tu “nivel de comodidad” en cuanto al riesgo es imprescindible cuando tomas decisiones de inversión. Con una planificación adecuada, puedes desarrollar una cartera que equilibre tu tolerancia al riesgo con tus metas financieras. Dado que la tolerancia al riesgo cambia con el tiempo y las circunstancias, también es una buena práctica revisar tus estrategias de inversión a medida que comienzas una familia, te acercas al retiro o experimentas otros cambios importantes en tu vida.

Esta información ha sido provista para propósitos educativos y para tu consideración independiente. Esta información no contiene, ni constituye o brinda asesoría contributiva, financiera o de inversiones.  Este material no incluye o toma en cuenta todos los factores que pudiesen ser relevantes a sus necesidades financieras, no debe de ser considerada como una recomendación de inversiones personalizada o como un curso de acción sugerido y no tiene la intención, ni debe de ser considerada como asesoría de inversiones. Si usted desea asesoría financiera, legal, contributiva o de inversiones, debe consultar con un profesional especializado en estas áreas. Los productos de inversión no están asegurados por la FDIC, no son depósitos ni obligaciones, ni están garantizados por Banco Popular de Puerto Rico ni sus subsidiaras y/o afiliadas; y algunos productos podrían perder valor.

Copyright © 2015 Liberty Publishing, Inc. Todos los derechos reservados.

Distribuido por Financial Media Exchange.